jueves, enero 24, 2019

Matadero cinco de Kurt Vonnegut (Mi lectura)


Matadero cinco de Kurt Vonnnegut


Hola! Me queda poco de mis vacaciones por eso estuve poco activa en el blog ya que me dediqué a videogames y a descansar de mis rutinas para en febrero retomar mis rutinas. ¡La vida contemporánea de trabajar once meses para ser libre solo uno!
En esta entrada quiero compartir sobre una lectura que disfruté mucho durante el maratón de lectura: Matadero cinco de Kurt Vonnnegut, un autor que cada vez que lo leo me gusta más.
A pesar de ser una historia sobre un soldado, Matadero cinco no está contada para llorar sino con el estilo humorístico típico del autor. El libro está basado en la experiencia de Kurt Vonnegut como soldado en la Segunda Guerra Mundial. Este telón verídico, sin embargo no hay que olvidar que es una ficción, aporta un interés extra a la lectura.
No es cien por ciento un libro de humor sino que tiene sus idas y venidas, tornando la lectura muy amena porque por momentos te invita a reflexionar sobre la crueldad de la guerra y, en otros párrafos, te hace reír. El autor sobre el humor dijo, según se lee en el prólogo que acompaña la obra: «Lo cómico es parte tan integral en mi vida que empiezo a trabajar en una historia sobre cualquier tema y, si no encuentro elementos cómicos, la dejo».
Además, invita a la crítica no solo a los alemanes como siempre uno suele escuchar, sino también al accionar de los norteamericanos en sus múltiples participaciones bélicas en las guerras en todo el mundo. 
Mira, Sam, si este libro es tan corto, confuso y discutible, es porque no hay nada inteligente que decir sobre una matanza. Después de una carnicería sólo queda gente muerta que nada dice ni nada desea; todo queda silencioso para siempre. Solamente los pájaros cantan. ¿Y qué dicen los pájaros? Todo lo que se puede decir sobre una matanza; algo así como «¿Pío-pío-pi?»
—¿Sabe usted? Nos hemos tenido que imaginar la guerra desde aquí, y nos la hemos imaginado librada por hombres como nosotros. Habíamos olvidado que la guerra la hacen los niños.



Matadero cinco de Kurt Vonnnegut

Matadero cinco trata sobre un prisionero de guerra, un soldado de reconocimiento de infantería, durante la II Guerra Mundial. Él estaba en Dresde cuando la ciudad fue bombardeada por los norteamericanos e ingleses. Veintitrés años después, desea escribir un libro sobre cómo sobrevivió al bombardeo encerrado dentro de un matadero;  está seguro que su libro tendrá éxito ya que dice que las obras sobre la guerra enriquecieron a los artistas transformando un hecho triste en un acto heroico (y va un palito para…). Pero, no sabemos si es una secuela de un accidente o no, dice haber sido trasladado a otro planeta, Trafalmadore, y que puede saltar en el tiempo. De esa manera hoy está cenando en casa en un año y al siguiente minuto está en su pasado cuando era joven, luego en el planeta alien, luego está por casarse, y así todo el tiempo. Este juego le permite al autor narrar de manera no lineal, mezclando fragmentos de distintos tiempos y lugares. ¡Me encantó! Y admiré el talento de hacerlo de manera que nunca perdés el hilo ni te marea.

Les he enseñado a mis hijos que jamás tomen parte en matanza alguna bajo ningún pretexto, y que las noticias sobre el exterminio y la derrota de sus enemigos no deben producirles ni satisfacción ni alegría. También les he inculcado que no deben trabajar en empresas que fabriquen máquinas de matar, y que deben expresar su desprecio por la gente que las cree necesarias.


Matadero cinco de Kurt VonnnegutLos capítulos son cortos lo cual da la sensación que avanzás rápido. Algunos están escritos en primera persona, cuando se trata del protagonista, pero otros, en tercera, escribe el protagonista de la novela sobre Billy, el personaje que fue a la guerra, según interpreté. Billy nació en 1922 en Ilium, Nueva York. De manera que la obra es una novela escrita por Kurt, que estuvo en la guerra, que escribe sobre un personaje que escribe sobre otro personaje, Billy, que fue a la guerra que tuvo otro hijo que se llamó Billy también y que participó en otra guerra, en Vietnam. En definitiva, el autor construye una especie de mamushka literaria o Las mil y una noches. Parece complicado de leer, pero no te marea para nada. Es más, sentís que te habla a vos en una charla de café sin perder el hilo. Utiliza mucho el «Así fue», «Eso es», que te hace sentir cercano y familiar al narrador.
Uno esperaría un libro sobre héroes, expertos tiradores, grandes proezas, pero nada de eso, Vonnegut trata sobre los seres humanos empujados a quedar dentro de una guerra, con sus miedos, limitaciones, ridiculeces y paradojas varias. Lo lleva al extremo que podemos verlos ridiculizados y que pasan por sucesos de lo más normales y corrientes, dejándolos al descubierto en su cobardía o ineptitud. Una guerra hecha por seres humanos, que muestra lo que somos, que la actúan los casi niños. 


OTRAS MENCIONES
Encontré algunas alusiones a otros artistas como cuando el protagonista dice que escribió su manuscrito en un rollo de papel. Quizás también lo hizo Vonnegut, pero recordé que Kerouac dijo que escribió En el camino en un largo rollo de papel.
Como traficante que soy de momentos apoteósicos y emocionantes, de caracterizaciones y diálogos maravillosos, de comparaciones y «suspenses», había esbozado la historia sobre Dresde muchas veces. El mejor esbozo, o por lo menos el más bonito, fue el que escribí en la cara posterior de un rollo de papel de empapelar.
Además me reí tanto cuando leí una crítica indirecta a la obsesión de planificar las novelas. Confieso que me sentí identificada.

Utilicé los lápices de mi hija; un color diferente para cada una de las principales situaciones y caracteres. La historia empezaba en un extremo del rollo de papel y terminaba en el otro, de modo que el meollo ocupaba todo el centro. Y la línea azul se encontraba con la roja, para después cruzarse con la amarilla, que, por fin, se acababa cuando el tipo representado por la línea amarilla moría. Y así todo. La destrucción de Dresde, por ejemplo, estaba representada por una acotación vertical de color naranja que era cruzada por todas las líneas que continuaban aún con vida, algunas de las cuales incluso se salían por el otro lado.
 
Entre otras menciones, anoté «Yon Yonson», canción (o poema) sobre un hombre que trabaja en una serrería. Buscando en Google encontré que se basa en un musical compuesto en 1890 y apareció en otras novelas y fue transformada hasta en una canción infantil (1).
Los aliens de Trafalmadore tienen manos en las palmas. Busqué este icono y me parece semejante a los masones aunque es una representación oriental, el signo de Fátima. Pero es una representación usada en otras culturas como en Roma Antigua, es el signo del poder (2).
La vivencia de un bombardeo invita al personaje a leer sobre otros sucesos en la historia de la humanidad donde se produjeron grandes matanzas. Este mismo tema, la estupidez humana vislumbrada en los genocidios y guerras masivas ya fue tratado en la otra novela que leí, Galápagos, que recomiendo mucho. Entonces menciona una obra publicada en 1935, Extraordinarios errores populares y la locura de las multitudes de Charles MacKay. Creí que era un invento del autor, pero se basa en un libro real que trata sobre tres momentos históricos de Inglaterra, Francia y Holanda, ocurridos entre 1935 y 1720.
Como parte de esta crítica se menciona a la Cruzada de los niños cuando en 1213 los monjes reclutaban niños para venderlos como esclavos en el norte de África bajo el engaño que iban a Palestina, no como esclavos, obvio.


¿CIENCIA FICCIÓN?
Algunos dicen que es una obra de ciencia ficción por esta mención de la vida alienígena. Para mí no lo es porque no es el foco de la obra. Ese juego de usar un alien o aliens le permite contrastar con nuestra cultura y romper con lo naturalizado.  Este ardid de contraste ha sido usado en otras obras. Por ejemplo, los aliens de Trafalmadore solo piensan en lo bueno, nunca pueden ver lo malo, por lo tanto no entienden la guerra. Hace poco compartí sobre  Idénticoal ser humano donde el autor emplea el mismo recurso.
Siento que a Kurt le gustaba mucho la antropología o leyó mucho sobre el tema porque ciertos pasajes los siento muy antropológicos. Por ejemplo, cuando permite indagar cómo los alemanes ven a los ingleses, cómo los ingleses ven a los norteamericanos, cómo los aliens ven a los humanos. Es decir, un «nosotros» (según donde nos paremos) que observa a los «otros».


BOMBARDEOS DE DRESDE 

Dresde
Bombardeos de Dresde (imagen de wikimedia)

Fueron realizados por norteamericanos e ingleses sobre esta ciudad entre el 13 y el 15 de febrero con más de 4000 toneladas de bombas. Se menciona en  la novela que murieron más que con la bomba atómica.Parece que hay que existe una competencia armamentística siempre en búsqueda de qué mató más y cuáles son las víctimas más víctimas para levantar el monumento más grande de todos. 
Algunos dicen que el bombardeo de Tokio dejó mucho más muertos, cerca de 100.000 y que en Dresde murieron unos 30.000, pero Dresde pasó a ser el icono de la destrucción quizás porque era una ciudad occidental antigua y muy bella, vista con los ojos de los occidentales. 
Existen debates sobre este hecho que varían de considerarlo como represalia o como crimen de guerra o como estrategia válida. Más allá de las vidas humanas, pienso en el ecosistema completo destruido porque no solo mueren personas también animales, plantas… Y la pérdida completa de monumentos de cientos de años. Todo queda convertido en escombros. Con los bombardeos de Dresde desaparecieron varios monumentos originales:
Ópera Semper (Semperoper). Reconstruida. Aquí se estrenaron obras importantes, por ejemplo, de Richard Wagner.
Iglesia de Nuestra Señora (Frauenkirche). Luterana. Construida entre 1726 a 1743. Fue reconstruida muchos años después de los bombardeos.
Iglesia de santa Sofía (Sophienkirche). Poseía un enorme órgano donde Bach tocó varias veces. Nunca fue reconstruida.

Fue una ironía tan grande… Una ciudad entera es destruida, miles y miles de personas mueren, y es entonces cuando ese soldado de infantería se ve arrestado en unas ruinas por coger una tetera. Pero lo más absurdo es que le hacen un consejo de guerra y es fusilado por el pelotón. 

TRAS LOS PASOS DE... (RETO)
En la obra se mencionan varios lugares que busqué como Ilium (Nueva York), Dakto (Vietnam), Cody (Wyomine), Dayton (Ohio), Cape Cod, entre otros.
Algunas de estas ciudades son reales, pero Ilium es ficticia. Vonnegut la mencionó en otras novelas. 
Definitivamente, Cape Cod es uno de mis favoritos, con los puertos, las casas de madera y todo muy pintoresco, con mucha naturaleza. ¡Y un faro con lo que me gustan!

Matadero cinco
Cape Cod (EEUU) Imágenes editadas desde Google StreetView


OTRO DATO
En 1972 se estrenó una película dirigida por George Roy Hill basada en esta novela. No la pude conseguir, pero me gustaría verla. 



Matadero cinco de Kurt Vonnnegut

Me gustan los libros que te abren otros caminos de lectura, que te invitan a pensar, a descubrir otros libros, sucesos, poemas, canciones, ciudades. Matadero cinco es uno de esos libros en el cual, si sos curioso, vas a registrar bastantes datos que te llevarán a leer sobre Dresde y el bombardeo, las Cruzadas, etc. Además, el estilo de escritura, la forma de contar la historia con sus saltos en el tiempo es muy interesante y entretenida.


4 comentarios:

  1. ¡Holaaa!

    Pues la verdad es que nunca me había topado con un libro que tuviera como contexto la IIGM y que estuviera narrado con tanto humor, es cuanto menos una combinación curiosa ;)

    ¡besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, la verdad que es una joya, el autor me encanta porque es muy original y tiene un sentido del humor único. Besos!

      Eliminar
  2. Holaa!! pues no lo conocía pero tampoco me llama demasiado la atención, aún así gracias por la reseña.

    Blessings!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, tiene un humor particular que no es para cualquier momento. A mí el humor medio ácido me encanta. besos!

      Eliminar

Gracias por comentar!
Si el comentario incluye un spoiler, recomiendo que lo digan así quien no lo leyó no se entera de algo importante.
Besos!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...