miércoles, enero 30, 2019

Después de dejar al señor Mackenzie de Jean Rhys




En esta entrada quiero contarles sobre la novela de JEAN RHYS, DESPUÉS DE DEJAR AL SEÑOR MACKENZIE. Buscaba algo para leer que no sea largo y que me atrape. Me llamó la atención la portada y la sinopsis, ya que habla de una mujer que enfrenta su soledad. Desconocía a la autora, así que me pareció bueno leer algo nuevo para mí, digo para mí porque esta novela fue publicada en 1930.


La historia trata sobre una mujer llamada Julia Martin que vive en hoteles y pensiones, y que no posee un  hogar. Al comienzo, no sabemos qué le sucedió con el señor Mackenzie para que ella termine viviendo en el hotel Del quai des grands Agustins, y que se encuentre triste y deprimida.
Creí que era una novela del estilo de aprendizaje, pero no lo es, sino que la autora nos invita a meternos en la piel de una mujer que es como es, sin más objetivo que subsistir.
Jean Rhys nació en 1894 en Dominica, pero vivió en Inglaterra casi toda su vida. Ha escrito una serie de novelas, publicadas entre 1928 a 1940, con protagonistas femeninas atravesando crisis vitales en sociedades rígidas que impulsan a asumir roles estereotipados.



Al comienzo sabemos que JULIA se fue de LONDRES en 1918, luego de la guerra. Perdió un hijo y estaba casada. Se marchó a PARÍS, donde ella se encuentra cuando comienza la historia que sigue una línea temporal  en la cual aparecen y desaparecen diversos personajes, como si entran por una puerta, interaccionan superficialmente con Julia y se va por otra puerta.
Julia deambula por París, de hotel hasta restaurantes, hasta clubes nocturnos, un tanto perdida. Parece que eligiera esos sitios a propósito, que su depresión y tristeza busca derramarse en lugares igualmente tristes y decadentes. Sabemos que recibe un cheque de un tal MACKENZIE, un hombre de 48 años, muy rígido y conservador, un inglés que juntó una fortuna en poco tiempo. ¿Es su amante? ¿Es su ex marido? ¿Quién es?

En la novela se puede leer las costumbres de la época. La historia transcurre a finales de los años veinte entre Londres y París. Por un lado, encontramos el rol de las mujeres abnegadas, que se criaron para cuidar de sus padres, para ser esposas y, por otro, las mujeres “de esa clase”, las que andan en burdeles y viven por las noches. En definitiva, una sociedad donde cada uno tiene una clase y debe comportarse de tal manera para mantenerse con la etiqueta que desea. Julia piensa: 
La gente se lo pensaba dos veces, antes de tratar con grosería a una señora con abrigo de pieles. Era una buena protección.
 Porque tiene dinero es una especie de dios. Porque yo no tengo dinero soy una especie de gusano. Un gusano porque he fracasado y no tengo dinero.
  
Julia no encuentra su lugar en el mundo. Entonces, deambula por los peores sitios enterrándose en relaciones superficiales, en el alcohol y en la noche. Habla de la pérdida de una inocencia a raíz de los mandatos sociales y los roles impuestos.

Cuando una es niña, una es una misma, y una lo sabe todo proféticamente, y lo ve todo proféticamente. Y, de repente, ocurre algo, y una deja de ser una. Una se convierte en lo que los otros la obligan a ser. Una pierde la sabiduría y pierde el alma.

Me llevó un tiempo entender al personaje. Al comienzo uno no simpatiza mucho, pero esta necesidad de entender  me llevó a seguir leyendo. Los demás también se presentan un poco fuera de lugar, ocupando un espacio social a raíz de cierto estatus repentino.

Lugares de Londres que se mencionan en la novela

No se puede hablar del rol y posición de la MUJER si no se habla también del VARÓN ya que un rol implica la relación con otro, se define en esta misma relación. Entonces, así como Julia aparece como una mujer pasiva, que se deja arrastrar, alguien debe tirar de ella. Y acá aparece el varón, o los varones, con su rol proveedor, los que ofrecen dinero a la mujer que se muestra incapacitada para valerse por sí misma, para buscar trabajo, la eterna “damisela en apuros” de los relatos clichés y caducos. Y pensaba, a raíz de esta lectura, en todas las mujeres que hoy día continúan apostando al mismo rol al colgarse de la vida de un varón para que este asuman el rol de hombre proveedor. Justo hace poco pude ver, incluso, como una mujer que se autodenomina feminista prefirió irse a vivir con su novio para que la mantenga a obtener un trabajo que alguien le ofrecía (tenía que trabajar dos horas por semana). Esto se debe porque tenemos tan naturalizado nuestro rol y el del varón que cuando estamos en una disyuntiva vital nos colocamos en el rol de las damiselas en apuros y buscamos al caballero que nos salve, sea novio, marido, amante. Y suele suceder que se establecen lazos románticos o de toma y daca con estos varones, donde una mujer ofrece ternura hasta maternal, sexo o amor a cambio de que el varón ofrezca protección en forma de dinero. 

Volviendo a la novela, diré que se lee en una tarde. No por breve es liviana, sino que es una novela intensa. Los capítulos son cortos y la autora tiene una manera particular de contar. Muestra a los personajes actuando, diciendo y pensando. De esta forma logra resaltar las incongruencias e hipocresías cuando un personaje dice una cosa pero piensa otra. Este juego me pareció muy interesante y poco común. Porque, además, se mete en la cabeza de todos los personajes (omnisciente) que presenta de manera alternada, dándote tiempo a conocer a cada uno antes de presentarte otro. Esto es un alivio ya que me mareo cuando en el primer capítulo tengo que reconocer a más de diez personajes, tal es el caso de la novela Valkirias, las hijas del norte, que dejé a medio leer y veré si puedo retomar, porque me agotó escribir en un papel sobre tantos personajes y, encima, nombres noruegos difíciles de recordar.

TRAS LOS PASOS DE… (RETO)
La novela transcurre en dos ciudades: Londres y París en los años veinte. Menciona varios sitios como: Ladbroke Grove, Edware Road, Pensión en Nothing Hill, Regent street, entre otros.

Lugares de París mencionados en la novela (editados de StreetView)



Después de dejar al señor Mackenzie es una novela breve en la cual la autora nos invita a descubrir los motivos por los cuales una mujer, Julia Martin, recibe dinero de un hombre en tanto se humilla en lugares baratos y de mala fama. Con pánico a la pobreza, en soledad, camina de persona en persona en búsqueda de ese algo que la saque de la corriente oscura que la lleva al fondo de un pozo. Una excelente novela para analizar el rol del hombre y de la mujer en una sociedad clasista y conservadora como la nuestra.

¿Conocían a la autora? 
Besos y buenas lecturas!


10 comentarios:

  1. Holaaa
    No creo que este sea un libro para mí, así que lo dejo pasar, pero gracias por tu reseña
    un besazo ♡

    ResponderEliminar
  2. Hola, no me llama la atención, pero gracias por la recomendación♡

    Besos

    ResponderEliminar
  3. ¡Hola! Creo que este tipo de libros puede derivar en una crisis existencial para mí, pero aún así... me llama. Me lo apunto para más adelante, ya que ahora mismo necesito lecturas fresquillas.

    ¡Un besito y hasta la próxima entrada! Mo-

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, a mí si no me mueve algo la lectura no me suele atrapar.
      Espero te guste la autora. Se lee en una tarde igual. Besos!

      Eliminar
  4. Hola no llama mi atencion. Gracias por la reseña. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, de nada y gracias por pasarte por el blog. Besos!

      Eliminar
  5. ¡Hola, hola! La verdad que parece interesante y estar bien, sin embargo, no me termina de llamar. Me alegro de que te haya gustado^^ ¡Gracias por la reseña!

    ¡Nos leemos!

    XX ASH XX

    ResponderEliminar
  6. ¡Hola! =)
    No lo conocía, pero pinta muy bien ^^ ¡Gracias por descubrírmelo!
    Por cierto, acabo de descubrir tu blog y ya te sigo, te invito a pasarte por el mío.
    Un abrazote :P

    ResponderEliminar

Gracias por comentar!
Si el comentario incluye un spoiler, recomiendo que lo digan así quien no lo leyó no se entera de algo importante.
Besos!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...