lunes, julio 08, 2019

Apocalipsis suave (Mi lectura)


APOCALIPSIS SUAVE de  Will McIntosh

Hola, ¿cómo están? Yo aparezco luego de más de un mes de estudios intensivos y mucho trabajo. No leí muchas novelas, pero sí tesis doctorales y temas relativos a mi estudio. Extrañaba pasarme por el blog así que aprovecho estos días de feriado para darme también una vuelta por los blogs que sigo y llevarme unas lecturas para las casi vacaciones de invierno (al finnnnnnnnnnn). Y ahora sí, paso a la novela DISTÓPICA que quiero compartir.
APOCALIPSIS SUAVE de  Will McIntosh narra la vida de un grupo de personas en pleno conflicto generado a partir de la caída del capitalismo. Los seres humanos se han vuelto a agrupar en pequeñas tribus nómadas que viven de las sobras de una sociedad que ya no produce, y convive con las industrias caducas, con un desempleo que llega al 70 %. Sobreviven intercambiando baterías y otros objetos, como antibióticos. Hasta acá es la típica historia de supervivencia. Pero en esta novela, el evento apocalíptico es lento, casi imperceptible. Pasa tan lento que la gente incorpora como rutina esa nueva forma de vida y se organizan en clases a partir de estos cambios sutiles. Ya no hay clase media: o estás arriba o estás abajo.
    No me parece favorable la traducción de “suave” ya que en la novela se dice que es “lento”. Esto último me parece más acertado porque al ser tan gradual no se dan cuenta de la magnitud del desastre, creen que sobrevivirán si viven en tal casa o si viajan a otro lugar. A pensar de ser lento, es complicado desarrollar los valores que podrían ayudar a la supervivencia, como la vida en comunidad y compartir lo poco que queda. Gracias al capitalismo aprendimos a competir, a perseguir el éxito personal y a pensar en uno mismo por encima de los demás. Incluso, a pensar en el cuerpo de uno como un cuerpo individual, pero no podemos percibirlo, o nos cuesta, como cuerpo social, que también lo es. No obstante, algunos se unen en bandas, pero con una agresividad y violencia muy fuerte entre ellas. Es decir, las bandas no dejan de ser individualidades superpuestas altamente competitivas.
   El centro de la historia es el amor en los tiempos de caos, el deseo del protagonista, Jasper, de hallar una compañera y establecerse con ella en un lugar. ¿Cómo puede conocerse a alguien cuando el mundo es tan efímero? Él intenta encajar, pero el mundo que conocía ya no existe.
   Los sucesos acontecen en la actual Savannah, casi destruida y abandonada. Incorpora algunos cambios como la mención de una bandera confederada que me sonó al videojuego Fallout 4.
   Sobre aquello que llevó a la caída del capitalismo y al apocalipsis se cuenta que aparecen una serie de supuestos virus de laboratorio. La gente lo sabe porque enferma. Pero esta guerra biológica, como medio de control de la población, también es usada por los mismos rebeldes que arrojan virus. Otro de los puntos interesantes de la novela es este control poblacional que se podría explicar con el modelo de Foucault. El virus es una estrategia de biopolítica, una política aplicada a toda la población. Ya no a un solo individuo que se intenta disciplinar, castigar. Son medidas que afectan a toda la especie, así sucede con el control médico de las enfermedades, con el mismo aborto como práctica legal controlada por la medicina, la institución de control social hegemónica hoy (antes fue la Iglesia). Estos virus, presentes en la novela, permiten controlar a la población mediante la muerte (“disminuir la cantidad de personas ya sea por control de natalidad, por ejemplo, produciendo esterilidad o muerte) o alterar la conciencia humana. La medicina ha logrado el control total de la población. La biopolítica despliega su alianza bélica lanzando estos virus como bombas: armas biológicas.


Sobre los aspectos que rescato como positivos, me gustó la forma de crear los PERSONAJES bastante disímiles, cada uno con características particulares, como Deirdre, de manera que no se olvidan fácilmente. Pero no pude enganchar con el protagonista, Jasper, que parece bastante inmaduro y que nunca cambia.
   Otro punto interesante es plantear una sociedad donde estar infectado se torna la normalidad. Un virus permite generar un estado de felicidad por quitar las preocupaciones, cierto razonamiento, una especie de lobotomía biológica. Me recordó a Un mundo feliz de Huxley. Y hasta pensé si en nuestra sociedad no se daba al revés: ¿y si estamos infectados con un virus que causa violencia y no lo sabemos? Las bombas biológicas son invisibles. No las vemos venir. ¿Podría explicarse de esta manera?
   Una sociedad sin miedo, eternamente feliz, ¿es humana? Al erradicar el libre albedrío en pos de una forma de vida manipulada de jolgorio se erradica el miedo. Y el miedo nos permite madurar, así como nos sucede con el sufrimiento, nos lleva a reflexionar sobre nuestra condición de vida. De estas dudas surge el pensamiento filosófico. Como resultado de la felicidad eterna nos resta una sociedad infantilizada. Y al final, es una sociedad dócil. Es un rebaño de ovejas.
    Como punto negativo sentí que se perdía la verosimilitud en ciertos pasajes, pero no dejó de ser interesante o de arruinar mi lectura. No voy a explayarme porque resultaría en un spoiler.

TRAS LOS PASOS DE… (RETO)
Si bien la historia sucede en un futuro, registré algunos lugares como Savannah (Georgia), Athens (Georgia), Calle Bolton, Texas, Plaza Chippewa, Plaza Troupe, Plaza Chu, entre otros. Algunos lugares los pude ubicar en el mapa. Otros, como Plaza Chippewa, quizás son ficcionales.
Savannah, unos de los lugares principales donde transcurre la novela, es la ciudad más antigua de Georgia. En esta ciudad se encuentra el Forsyth Park que es un parque que contiene plantas y flores que se caracterizan por su perfume. Es una ciudad con más de 100 vecindarios.

Savannah (Georgia)
Las siguientes fotos fueron editadas desde Google StreetView
Savannah (Georgia)

Savannah (Georgia)

Savannah (Georgia)

En esta ciudad, además vivieron varios artistas, entre ellos, el novelista, Flannery O’Connors (1). Además, fue “regalada” a Lincoln para su cumpleaños. Estos políticos y generales se regalan con ciudades completas. Y yo que soy feliz con un rancho al menos. Voy a poner a Florencia (Italia) en mi lista de cumpleaños.

Savannah (Georgia)



APOCALIPSIS SUAVE de  Will McIntosh

Apocalipsis suave cuenta una posible manera de transformación a partir de la caída del capitalismo, como lo conocemos hoy, y una especie de vuelta a una sociedad con valores distintos, basada en la solidaridad y la vida en pequeños grupos aislados. De fondo, la guerra biológica, invisible, y el miedo a eso que está ahí pero que, cuando lo vemos, ya es demasiado tarde. Un apocalipsis que se niega a reconocerse como tal.

 Besos y buenas lecturas!


Notas

4 comentarios:

  1. ¡Hola!
    A mí me pasó igual que a ti, vuelvo al blog tras un tiempo de inactividad a causa de los estudios!
    El libro me pareció de lo más interesante, soy una gran fan de las distopías y me encanta este tipo de historias. Además, me gusta que lo que destaques sean los personajes pues eso siempre es un gran punto a favor.
    Gracias por la reseña, si cae en mis manos lo leeré seguro.
    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, espero te guste. Me pareció bastante original y se lee muy rápido. Suerte con los estudios! Besos

      Eliminar
  2. Hola! Una fantástica recomendación para tener en cuenta!

    ResponderEliminar
  3. ¡Hola! Mucho ánimo con los estudios y el trabajo. Te entiendo perfectamente porque yo también he tenido que estar ausente unos meses porque no podía con todo. Espero que el verano estés pudiendo disfrutarlo.
    Respecto a este libro, me ha gustado mucho las relaciones que has hecho con los lugares en los que se basa. Me ha gustado mucho esta reseña.
    ¡Nos leemos!

    ResponderEliminar

Gracias por comentar!
Si el comentario incluye un spoiler, recomiendo que lo digan así quien no lo leyó no se entera de algo importante.
Besos!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...