domingo, mayo 20, 2018

Los grimorios (parte 1)



LIBROS MÁGICOS 

grimorio
Imagen editada de Pixabay
SECCIÓN: SOBRE LIBROS #2

Siempre me interesó el tema de la magia tanto desde la antigüedad como en hoy día con el renacimiento del movimiento wicca. Hace varios años armé una biblioteca de libros sobre magia, coleccioné hechizos y practiqué magia blanca, de la buena. Hace un tiempo retomé con el interés y me puse de nuevo a armar un rincón de mago, donde quiero decorar al estilo y guardar libros sobre temas esotéricos.  Y hasta hacer mis propios libros.
En esta entrada quiero compartir información sobre los grimorios, ya que comencé a  fabricarme el mío. Incluso, como estoy planificando una novela sobre una mística opté por armar el cuaderno de la novela con el formato de libro antiguo.
Si les interesa leer sobre esos libros oscuros y tan temidos… los invito a hacer clic en “leer más”.




grimorio

Desde que el ser humano es ser humano, estoy segura que existieron sucesos o aspectos temidos o prohibidos (tabú). Uno de ellos son los libros mágicos o relativos a la magia. Los grimorios, por ejemplo.
Los grimorios son libros de magia medievales. Sería como una enciclopedia o compendio escrito a mano que colecta información útil como datos sobre los astros, hierbas, hechizos, lista de demonios, invocaciones, efectos meteorológicos, fabricación de pócimas, elementos curativos. Hoy día, con el movimiento wicca y otros movimientos que reivindican la magia y las artes antiguas, muchos continúan con el arte de escribir en los grimorios, obvio, sobre temas sobrenaturales modernos.
Existen varios grimorios que han sobrevivido. Algunos mezclados con agregados posteriores, pero otros se han conservado con traducciones bastante fieles.


ALGUNOS GRIMORIOS FAMOSOS

Clave de Salomón (clavícula salomonis, Mafteaḥ Shelomoh)
Texto de tradición mágica hebrea. También conocido como pequeña llave de Salomón. Se cree que fue escrito por el Rey Salomón. Fechado entre el siglo XIV a XV. Es catalogado como magia renacentista. Existen muchas versiones. Se trata de una serie de clavículas (llaves) con talismanes, información sobre ángeles, demonios, entre otros.
Existe una leyenda que cuenta que el rey Salomón, luego de terminar de escribir el libro que sería para su hijo Roboam, viendo que no era digno, mandó a encerrar el libro en un cofre de hierro, colocado en su tumba completamente sellado para evitar ser descubierto por su hijo. Muchos años después, varios sacerdotes de Babilonia, al ir a la tumba a rendir homenaje al antiguo rey, descubrieron el cofre. Partieron el texto en cinco partes, una para cada uno de ellos, para descifrarlo. No pudieron entender los símbolos y datos que ofrecía el libro. Parece que uno de ellos, copió el resto de las cuatro partes y se retiró para intentar comprenderlo, es decir, traicionó a los demás o fue bien vivo. Y lo hizo. Fue quien restauró de nuevo la magia.
Estos cinco fragmentos en realidad incluyen a su vez varios fragmentos más con varios sellos. Al unir todos los fragmentos, 360 rituales, se conocerá el nombre completo y se puede descubrir el secreto de Salomón.  
En realidad el libro incluye información sobre Cábala, instrucciones de uso de los objetos del templo, porque Salomón, se cree, deseaba instaurar a Reyes Sacerdotes para el gobierno de Israel.

Este libro inspiró a varios posteriores.


La gallina negra (La poule noire, Black Pullet)
Es un grimorio anónimo que data de finales del siglo XVIII. Se cree que fue escrito por un militar francés que participó en las  guerras napoleónicas y fue el único sobreviviente de una masacre. Al escapar, conoce a un hombre que lo lleva hasta un lugar secreto y le muestra los restos de la biblioteca de Ptolomeo.
El libro de La gallina negra incluye fórmulas de creación de talismanes, hechizos, encantamientos.


El libro de San Cipriano
Quizás sea uno de los más conocidos, al menos en mi país se suele hablar de él.
Se cree que se escribió en el 1001 cuando Jonás Sufurino, un monje alemán, fue contactado por entidades que le dieron a conocer el libro que estaba escrito en hebreo.
Existan muchísimas ediciones y versiones del libro.
 

FABRICA TU GRIMONIO

Todo grimorio debe tener un nombre. Ya vimos que algunos se llamaron desde Gallina negra hasta Grimorio de Salomón. Como decoré mi libro con una estrella y he puesto varios datos sobre mis tiradas de tarot y otras mancias, lo llamé Estrella del futuro.
Mi grimorio no está inspirado en ninguna deidad malévola. En realidad, es una mezcla de registros de mis tiradas de I-Ching, tarot, geomancia y otra información como algunos sigilos, rezos, hechizos, meditación. Todo bueno. Nada para hacer daño.




Grimorio
Páginas pintadas con café y ya secas 

Para hacerlo compré un cuaderno grande. Pinté las hojas con café. Mi casa olió a café durante días. Hay que preparar un café muy oscuro y con ayuda de un pincel ancho, para ahorrar tiempo, pintar hoja por hoja. Luego, puse a secar el cuaderno al sol. Por la noche, lo dejé frente a un ventilador para que revolee las hojas y las seque. En el canto de las hojas, pinté los bordes con acrílico bronce metalizado.
Luego, para la portada, quería que se viera viejita, como un cuero. Lo del cuero no me salió ni de broma, pero me quedó una textura rugosa muy avejentada. Para lograrlo puse en un recipiente (botella de gaseosa que corté por la base) agua y plasticota (cola de pegar esa escolar y barata) y formé un agua algo espesa. Con cartón grueso armé una estrella que pegué en el medio. Se puede usar un ojo, algún símbolo o lo que se desea. De esta manera, al pegar arriba el papel queda en relieve el símbolo elegido.


Grimorio

Pinté la superficie de una de las tapas y pegué papel higiénico y servilletas de papel. Luego, pinté de nuevo arriba con el agua y la plasticota, y así pegué varias capas. Las primeras se rompen mucho, pero no importa, porque con las capas siguientes ya se forma una capa maleable. Es importante remarcar los bordes del símbolo en relieve, en mi caso la estrella, para que se note bien. Yo usé la parte trasera de un lápiz, apretando bien el contorno. Luego se pinta, así que si se rompe no se notará.

Luego de varias capas, dejé secar bastante y pasé a pintarlo. Ya había pensando antes los colores. Opté por un marrón para la tapa y un color cobre metalizado para la estrella. Luego, tengo planeado pegar unas gemitas. Esas gemas o adornos se pueden comprar en casas de armado de bisutería. Acá se puede usar la imaginación y dependerá del tipo de grimorio que quieran armar. He visto unos preciosos góticos que son un sueño. Incluso, algunos de inspiración steampunk con ruedas dentadas y elemento de metal como llaves viejas. 



grimorio
Así quedó aún sin terminar. Me falta pegar unas gemas a  la portada. 


¿Se animan a fabricarse su grimonio? ¿Qué tal un cuaderno para registrar las lecturas sobre libros de terror, fantasía  o magia?

Próxima entrada: Grimorios de ficción.

Besos y buenas lecturas


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...