martes, mayo 23, 2017

La uruguaya - Pedro Mairal (mi lectura)



Leí la novela La uruguaya, de Pedro Mairal como parte de una propuesta de lectura conjunta. El año pasado me planteé leer más autores argentinos, y sigo con el mismo objetivo este año.

            La novela se centra en el impacto de un suceso en la vida del protagonista,  Lucas Pereyra, un escritor de 44 años, casado y con un hijo. Él viaja a Montevideo (Uruguay) para cobrar unos dólares fuera del país para esquivar la crisis económica y allí conoce a una joven de veinte años que le atrae y que desea.

 LA NOVELA

La uruguaya Pedro Mairal
La uruguaya
Pedro Mairal
2016
Emecé editores
167 páginas

«Como en los sueños, en Montevideo las cosas me resultaban parecidas pero diferentes. Eran pero no eran». Lucas Pereyra viaja a Uruguay en barco por el día a buscar dólares. Son tiempos de restricciones cambiarias. Tiene ya arreglado un encuentro secreto en Montevideo, pero sus planes pueden fallar. Encandilado por el recuerdo de un verano anterior y agobiado por un matrimonio que se resquebraja, sueña con escaparse y no volver. ¿Con quién se va a encontrar? Montevideo, esa ciudad idealizada por la distancia, se volverá impredecible. La uruguaya es una novela inquietante y ferozmente entretenida. Con pulso magistral, Pedro Mairal sostiene la intriga en cada una de sus páginas y demuestra, de modo irrefutable, que es uno de los grandes de la literatura argentina contemporánea.



 ASÍ COMIENZA

Me dijiste que hablé dormido. Es lo primero que me acuerdo de esa mañana. Sonó el despertador a las seis. Maiko se había pasado a nuestra cama. Me abrazaste y el diálogo fue al oído, susurrado, para no despertarlo, pero también creo para evitar hablarnos a la cara con el aliento de la noche.


MI LECTURA
            La historia está contada desde la óptica del protagonista, escrita como una carta o una confesión hacia su esposa. Por este tema, no se ahonda mucho en los demás personajes.  
            Me llamó la atención el contexto similar en otras novelas argentinas escritas por autores masculinos: una crisis económica que impacta en la relación de pareja, en la “virilidad” y el deseo del varón de continuar siendo el proveedor de la familia. Son dos tópicos que suelen aparecer: los aspectos políticos y las crisis económicas. El primero relativo a la dictadura militar y el segundo, a la inflación. Además, está siempre presente el tema del sexo a través del placer, o no, en las relaciones maritales, las relaciones por fuera del matrimonio.
            Lucas me pareció el típico macho argentino, soberbio, agrandado, el “winner” que se cree un vivo bárbaro. Las mujeres para él son una manera de quitarse el estrés. Y la “uruguaya”, una de las tantas jovencitas que mira con ganas. Más se hace desear, más ganas le dan. Él hace de la queja una forma de vida: se queja de la miseria, se queja del hijo, se queja de la esposa, se queja de la gente, se queja de la crisis económica. Lucas es egoísta, las mujeres son lindas para él, se conservan para él. Aún piensa en tener sexo con la uruguaya a pesar de que ella está llorando.

No decía nada, hacía apenas un movimiento con la cabeza, como un mini no. De pronto habló con la voz quebrada. El llanto femenino me aterra. Quién me manda a meterme en este culebrón venezolano, pensé. ¿Cómo remonto esto? ¿Qué dice el manual en estos casos? ¿Cómo se hace para cogerse a una mina llorando y con el perro del novio?


Me pareció que mis chances habían aumentado. A lo mejor ella quería sexo de venganza, de reposicionamiento de la autoestima.


            Otro tema que ahonda es el de las nuevas familias. El protagonista expresa su conformidad y se siente parte de este cambio sobre las familias que hoy se las llama “ensambladas”. Me sonó un poco a justificación, al igual que otras partes, como si el protagonista se justificara por su deseo de jovencitas y alumnas. Quizás fue una sensación mía.
¿Por qué se casan aquellos que no lo desean? ¿Por mandato social? ¿Por qué es la moda? ¿Por la necesidad de sentirse seguros?
           
Siempre me aterra esa cosa siamesa de las parejas: opinan lo mismo, comen lo mismo, se emborrachan a la par, como si compartieran el torrente sanguíneo. Debe haber un resultado químico de nivelación después de años de mantener esa coreografía constante. Mismo lugar, mismas rutinas, misma alimentación, vida sexual simultánea, estímulos idénticos, coincidencia en temperatura, nivel económico, temores, incentivos, caminatas, proyectos… ¿Qué monstruo bicéfalo se va creando así? Te volvés simétrico con el otro, los metabolismos se sincronizan, funcionás en espejo; un ser binario con un solo deseo. Y el hijo llega para envolver ese abrazo y sellarlos con un lazo eterno. Es pura asfixia la idea.

           
Lucas pertenece a una clase social media alta a la que la crisis económica acerca a la clase baja, no sin sufrimiento y con el afán de aferrarse al nivel de consumo evaporado. La novela es un reflejo de cómo la crisis económica, el consumo perdido, afecta a las relaciones familiares, incluso, impactan en la psiquis generando una crisis identitaria.


La plata estaba en mi infancia, me rodeaba, me recubría de buena ropa, cuadras de un barrio seguro de Capital, alambrados de fin de semana, cercos de clubes, ligustros bien podados, barreras que se levantaban a mi paso. Y yo después me había dado el lujo de hacerme el descarriado, el artista sin empuje empresarial, el bohemio. Era un lujo más. El hijo sensible de la alta burguesía. Pero el precio de mi bohemia se empezaba a pagar ahora. Era a largo plazo.

Quizás, el afán por acostarse con "jovencitas" puede ser leído como un consumo, el cuerpo de la mujer joven como un objeto suntuario que eleva el ego masculino. Pero no solo el cuerpo joven, sino los cuerpos que sean bonitos. Por eso él menciona: “Una milf de cincuenta”. Tuve que buscar el término porque lo desconocía. Una “milf” es una mujer madura que es bonita y está “conservada”. ¿Y los “maduritos” bien “conservados” cómo deberíamos llamarlos? Perdón, pero me suena tan machista que me desagrada. Y se plantea, además, el matrimonio poligámico contemporáneo. La poligamia es el matrimonio entre una persona con otras, siendo siempre uno o una el que se casa, no es un matrimonio entre todos. Por lo general, cuando se dice “poligamia” se refiere, erróneamente, como sinónimo de varón casado con varias mujeres. Tal el caso que aparece en la novela, a tono con la visión del varón que reclama el derecho a ser infiel y a casarse con otras mujeres. En este caso, el término correcto es poliginia (varias mujeres). La poliandría, una mujer casada con varios varones, es menos común. ¿Qué pasaría si yo, mujer, hoy día me casara con varios hombres?

El enamorado es como el paranoico, cree que todo le habla a él. Las canciones de la radio, las películas, el horóscopo, los volantes de la calle…

Además, en la novela se presenta la identidad formada a partir de la condición de ser casado, de tener un hijo y de la profesión. ¿Qué sucede cuando las tres cosas no te llenan la vida? Y sucede el conformismo. “Es lo que hay”, escuchamos de los argentinos.

Entendí que prefería tocar bien el ukelele que seguir tocando mal la guitarra, y eso fue como una nueva filosofía personal. Si no podés con la vida, probá con la vidita.

Sobre el personaje, el autor comenta en una entrevista: “El personaje está viviendo el tema de la pareja y la paternidad como una pérdida de su libertad. El tipo tiene un costado egoísta y le cuesta mucho abrirse. No puede conectar con la idea de familia”.

SOBRE EL AUTOR

Pedro Mairal es un escritor argentino. Nació en Buenos Aires, Argentina, en septiembre de 1970. Es autor de las novelas Una noche con Sabrina Love, por la cual recibió el premio Clarín de Novela en 1998, y El año del desierto. También ha publicado dos libros de poesía, Tigre como los pájaros y Consumidor final, y uno de cuentos, Hoy temprano. Su novela Una noche con Sabrina Love fue llevada al cine en 2000. Ha sido traducido y editado en Francia, Italia, España, Portugal, Polonia y Alemania. En 2007 fue incluido, por el jurado de Bogotá, entre los mejores escritores jóvenes latinoamericanos. (Fuente: Goodreads)


TRAS LOS PASOS DE LUCAS (reto)
La uruguaya Pedro Mairal

La novela sucede  en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y en Villa Crespo, así como en Montevideo, Uruguay. Se mencionan muchos lugares, ya que el protagonista relata los itinerarios.

Comparto algunas de las imágenes que edité gracias a Google StreetView

La uruguaya Pedro Mairal
Esquina de Libertador que se menciona en el libro

La uruguaya Pedro Mairal
Hermosa esquina de Montevideo

 
La uruguaya Pedro Mairal
Valizas, Uruguay

 
La uruguaya Pedro Mairal
Valizas, Urugya



UNA FRASE  que me encantó. 

La uruguaya Pedro Mairal




CONCLUSIÓN
Es una novela para conocer la realidad de Argentina, el impacto de la crisis económica en la clase social media. Además, meternos en la cabeza del típico varón que aspira a institucionalizar la infidelidad como un derecho casi hasta convertirlo en una nueva poliginia.
            Asimismo, puede leerse como el viaje de quien se va para asir la fantasía y la realidad le termina dando flor de cachetazo.
            Seguiré leyendo al autor, ya que la novela fue entretenida e interesante. Quizás me anime, he escuchado muy buenas críticas, con el El año del desierto, una distopía muy original.




Besos y buenas lecturas!!!

3 comentarios:

  1. ¡Hola, Keren!
    No conocia este libro pero la verdad para conocer historia si que se ve interesante, las fotos estan bellisimas y en cuanto me pique la curiosidad por Argentina, que se que pasara, seguro leere este libro.

    ¡Nos leemos!

    ResponderEliminar
  2. Holaa
    No creo que este libro sea para mi porque no me van los históricos, pero gracias por mostrárnoslo con tu reseña
    ¡un besazo!

    ResponderEliminar
  3. ¡Hola!
    La verdad es que no conocía el libro pero no creo que me anime a leerlo. Los libros históricos no son mi tipo de lectura, así que creo que lo dejaré pasar.
    Besos^^

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...