jueves, abril 20, 2017

El noviembre de Kate - Mónica Gutiérrez Artero (Mi lectura)

Como parte del desafío de lectura de Serendipia recomienda 2017 leí El noviembre de Kate de Mónica Gutiérrez Artero. Lo elegí porque me gustó que se tratara de una mujer que atraviesa una crisis personal. Siempre disfruto de esos personajes femeninos que adelanto serán fuertes e independientes.


DATOS DE LA NOVELA

El noviembre de Kate

El noviembre de Kate
Mónica Gutiérrez Artero
2016
Roca Editorial
310 páginas

En vísperas de una tormenta de nieve, un viernes tras la barra de galeón pirata de un bar escondido, un barman recién llegado del Loira espera la llegada de Kate, la chica del extraordinario cabello flotante y las larguísimas bufandas.Kate vive en un edificio antiguo como su propia tristeza y hace tanto tiempo que se ha dejado llevar por la rutina que ya no recuerda el sentido de los pequeños detalles, la aventura escondida en las sorprendentes pistas cotidianas. Un extraño jardín y una emisora de radio colgada del cielo en una buhardilla de madera constituyen su refugio para ese otoño. Y, sin embargo, aunque en la pequeña ciudad de Coleridge todos ignoren las advertencias de un excéntrico meteorólogo, el tiempo está a punto de cambiar el noviembre de Kate de la mano de un hombre bueno con planes de venganza, un sábado de tortitas y la risa de los argonautas.Una novela feel good ambientada en Inglaterra.







MI LECTURA

La novela está narrada desde varios personajes. Por un lado, narra desde Kate, la protagonista. Luego, aparecen otros personajes intercalados por fragmentos de las memorias del meteorólogo, William Dorner, que informa sobre una tormenta de nieve, evento  que discurre durante toda la novela.
            La novela está ambientada en algún lugar de Inglaterra. Se mencionan varios sitios como Longfellow, Coleridge. No sé si fue la intención o no de la autora, pero son apellidos de poetas y no lugares reales: Samuel Coleridge y Henry Wadsworth Longfellow.

Longfellow es un pueblo de unos 10.000 habitantes, al sudoeste de la ciudad de Coleridgetown.


Kate es periodista, trabaja desde años en una empresa, trabajo que detesta y la sumerge en un insomnio. Se siente invisible, diminuta y vacía. Repite la misma rutina en su vida de robot autoprogramado para sentirse segura. Pervive en el deseo de cambiar de vida, de fomentar un cambio que le lleve a un trabajo que le aporte mayor satisfacción.  A raíz de una oferta laboral en una radio de Longfellow su vida cambiaría de rumbo.


Creo que parte de mí comprendía que la soledad suele cobrarse su precio de las maneras más inesperadas.



De alguna manera retorcida y estúpida legitimé la insatisfacción de mi vida, el vacío que sentía a todas horas, con la creencia de que la melancolía formaba parte de mí misma. Me envolví en cómodas capas de tristeza, cada una de ellas tejida con delicadeza por los hilos de algodón de mis pequeñas desdichas cotidianas, hasta que dejó de hacer frío.

            Me resultó interesante la rotación de las voces entre diversos personajes para poder adentrarme en la vida de los otros que acompañan, aunque hubiera querido que la última palabra la tuviera Kate ya que al final se iba perdiendo su voz y que terminó de manera abrupta.


El noviembre de Kate
Foto editada de Unsplash

            No es el tipo de novelas que suelo leer, soy más de dramones y tragedias para llorar.  Noté eso de “novela feel good”. Quizás por este motivo percibí cierto salto en la forma de pensar de los personajes que viraban de manera muy abrupta hacia la bondad y el buen ánimo; sinceramente, me resultó poco creíble. Para mi gusto me hubiera gustado menos “feel good”, es decir, menos felicidad y tortitas, pero es mi manera de pensar. Este género ya cuenta con varias novelas y está en boga, quizás, aventado para contrarrestar las penas de nuestras vidas. Una persona un día me dijo que miraba películas “lindas” porque quería distraerse y sentirse mejor.


El noviembre de Kate


Otro tema que transcurre durante la novela, a la par del de la tormenta, es una investigación por corrupción de la mano de Don Berck, un oficial de policía experto en informática. Podemos leer una crítica a las empresas que buscan maximizar los beneficios a costa de los empleados. La misma crítica acompaña cuando la autora narra sobre el jefe de Kate y la vida de estrés que lleva, sin pasar tiempo de calidad con su familia.



CONCLUSIÓN
El noviembre de Kate es una novela que te dejará con una linda sensación y con cierta esperanza de que las cosas bellas también suceden a las personas buenas.



El noviembre de Kate

3 comentarios:

  1. Hola!!
    La leí hace tiempo y me gustó bastante.
    Un saludo :)

    ResponderEliminar
  2. Una de mis dos lecturas favoritas de 2016:)
    Besos

    ResponderEliminar
  3. Hola!
    Esta fue mi primera novela del año y me gustó mucho. Es cierto que quizá es demasiado feel good pero a mí, de vez en cuando, me vienen bien este tipo de libros para salir de tanto drama y tanto crimen.
    Un saludo

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...