miércoles, marzo 29, 2017

Esperando a Mr. Bonjangles (Mi lectura)

Esperando a mister Bonjangles

Esperando a mister Bonjangles
Olivier Bourdeaut
2017
Ediciones Salamandra
152 páginas


Celebrada con un entusiasmo desbordante por la crítica y los libreros franceses, que la catapultaron al primer puesto en las listas de libros más vendidos en 2016, esta hermosa novela hipnotiza al lector no sólo con sus imágenes de tintes surrealistas, sino también por el sentido del humor y una sutil melancolía que emana de sus páginas acorde con la canción que ha inspirado el título. Un texto que arranca con un tono de engañosa frivolidad y que, conforme avanza el relato, casi imperceptiblemente, va calando en las zonas más sensibles del espíritu hasta culminar con una emoción intensa y profunda.Ante la mirada absorta de su hijo, una pareja embriagada de amor baila al son de Mr. Bojangles, de Nina Simone. La escena, mágica, vertiginosa, sólo es un recuerdo más de los muchos que brotan de la memoria del protagonista de la historia, que rememora una infancia marcada por la excentricidad de unos padres adscritos a un estilo de vida ajeno a toda convención social. El padre, la vitalidad hecha persona, no concibe una vida sosegada y monótona —hasta el punto de «rebautizar» a su mujer con un nombre diferente cada día—, y la madre, capaz de interpretar todo tipo de papeles con la convicción del ilusionista más avezado, hace de la rutina familiar una fiesta perpetua, un espacio donde sólo caben el gozo, la fantasía y la amistad. Sin embargo, poco a poco, empieza a entreverse que este universo lleno de poesía, de quimeras, de momentos maravillosos, se asienta sobre un precario sentido de la realidad, y que, cuando las canciones y los sueños toquen a su fin, el despertar puede ser muy doloroso.





Mi padre me había contado que, antes de que yo naciera, se dedicaba a cazar moscas con un arpón. Me enseñó el arpón y una mosca aplastada. —Lo dejé porque era muy difícil y estaba muy mal pagado —me explicó mientras volvía a guardar su antiguo material en una caja lacada—. Ahora monto talleres mecánicos. Trabajas mucho, pero te ganas muy bien la vida.



Me decidí por el libro a partir de leer varias reseñas. La sinopsis me enganchó con esa familia excéntrica que se compra un castillo y que se reinventan a diario. No sé porqué pero me esperaba una novela de humor. No fue así. Si bien al comienzo se plantean situaciones hilarantes, es una novela dramática que se centra en la personalidad de los personajes: un matrimonio que vive en la fantasía perpetua, que son felices con su hijo pequeño, que tampoco encaja en la sociedad con sus normas y rutinas.

«La verdad está mal considerada —pensé decepcionado—. Para una vez que era tan divertida como una mentira...»

…como el día de la boda es el más feliz de la vida, hemos decidido casarnos a diario para que nuestra existencia sea el paraíso perpetuo. 

            El punto fuerte es la construcción de los personajes que enseguida se me presentaron bien demarcados y conecté con ellos. Ni hablar de la mascota: Doña Superflua, un miembro más de la familia a la que visten y adornan.
            A medida que leía, me acordaba del tango de Balada para un loco de Astor Piazolla y Horacio Ferrer del año 1969, inspirada en la película Rey de corazones. Hasta me pareció que podría haber sido inspirada por esta canción.

Balada para un loco
La imagen es de De vuelta con el cuaderno


Medio melón en la cabeza, las rayas de la camisa pintadas en la piel, dos medias suelas clavadas en los pies, y una banderita de taxi libre levantada en cada mano.

Quereme así, piantao, piantao, piantao...
abrite los amores, que vamos a intentar,
la mágica locura total de revivir,
¡Volá conmigo ya! ¡Vení, volá, vení!


Y sobre canciones, el título de la novela está inspirada en una de las canciones favoritas que ellos bailan en familia: Mr. Bonjangles interpretada por Nina Simone. Fue compuesta en el año 1968 por un artista de música country, Jerry Walker. Escribió la canción a raíz de haber conocido en la cárcel a un hombre que vivía en las calles y que se hacía llamar Mr. Bonjangles y que les contó la historia de su perro.

Mi madre solía contarme la historia del señor Bojangles. Era como la canción: bonita, bailable y melancólica. Por eso a mis padres les gustaba bailar agarrados con Mr. Bojangles, porque era una música para los sentimientos.





Se me cayeron las lágrimas en varios momentos y no puedo contar mucho más sobre el tema principal porque arruinaría varios giros en la historia.

Esperando a mister Bonjangles
Imagen de Unsplash editada por mi

Esperando a mister Bonjangles es una novela preciosa que trata sobre la inconformidad de vivir una vida común y obligada, una vida que se siente extraña. Además, es una crítica de cómo se trata a aquellos que se corren de la norma: los “anormales”.


 —Cuando la realidad sea aburrida y triste, invéntese usted una buena historia y cuéntemela. Con lo bien que miente, sería una pena no aprovecharlo.

¿Y tú, qué cosa fuera de lo común serías capaz de incorporar a tu vida? Te dejo algunas ideas inspirada en la novela:
-Bailar todos los días la misma canción, una de tus favoritas.
-Vestirte de fiesta una vez por semana.
-Tomar luz de luna para quitarte el bronceado.
-Dar una fiesta de disfraces temáticos.
-Adoptar a un pájaro herido.
-Recitar de memoria una poesía a tu otro yo del espejo.

¿Alguna otra idea?

Besos y…


6 comentarios:

  1. Pues que chulo este libro, no lo conocía pero gracias por tu reseña!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola. De nada y la verdad que es un libro precioso. Besos

      Eliminar
  2. ¡Hola!
    Pues parece entretenido este libro, no lo conocía pero me encanta conocer cosas nuevas, así que muchas gracias jejej.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola y de nada. Me alegra que te sirviera la reseña. Besos

      Eliminar
  3. Hola!
    no conocía el libro pero me parece interesante después de leer tu reseña, además lo de que se te cayeran las lágrimas es un punto a favor, que yo soy muy sentimental y me encanta emocionarme jajaja
    ¡un besazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, la verdad que soy de lágrima difícil, pero algunos libros me dejan con un pañuelito descartable en la mano. Besos

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...