viernes, diciembre 23, 2016

¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas? P. K. Dick (Mi lectura)

¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas? Phillip K. Dick

¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas?
Phillip K. Dick
2012
Booket
272 páginas
 En un mundo devastado por la guerra, lleno de restos tecnológicos y bloques de apartamentos vacíos, Rick Deckard es un cazador mercenario, un cazarrecompensas, cuya tarea consiste en retirar de la circulación a los androides rebeldes. Sin embargo, los Nexus-6 son androides con características muy especiales, casi humanas, y no va a ser tarea fácil identificarlos. Blade Runner (o ¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas?) es sin duda una de las mejores obras y la más leída de Philip K. Dick y uno de los puntos de referencia ineludibles de todo el cyberpunk posterior. Alucinante pesadilla tecnológica, intensa novela de aventuras, su modo de plantear la existencia de una muy fina línea que delimita lo natural de lo artificial fue también la base de uno de los grandes hitos en la historia del cine en manos de Ridley Scott. Todo un clásico de la literatura de ciencia ficción, que a su vez dio vida a una película.





El tema de los androides viene de moda desde hace un tiempo. Recuerdo el terror que me causaban en la serie La mujer biónica cuando ella descubre que debajo de una máscara vivía un entramado de cables y circuitos.
            Luego, en la saga de Fallout, en Westworld, Mass Effect y en otras historias, he vuelto al mismo tema. Quizás es mi obsesión que me lleva a adentrarme en estos dilemas del tema de la “vida” orgánica y su relación con los creadores. ¿Hasta qué punto se puede imitar la vida? ¿Vale más gastar millones en crear un androide que salvar a los seres vivos?

…ni siquiera se nos considera animales, donde un gusano es más deseable que todos nosotros juntos.


Rick Deckard trabaja para la policía de San Francisco y es el encargado de retirar a androides fugados que pasan por humanos, un “cazador de bonificaciones”. Se ve que los rayos X no funcionan en ellos, no lo sé, pero no es tan fácil diferenciarlos de los vivos: se ven igual, imitan sentimientos, beben y comen. No crecen, mueren por desperfectos.

¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas? Phillip K. Dick

            La historia comienza con una búsqueda de Rick y con sus disyuntivas sobre su trabajo. Desde las primeras páginas, sabemos que luego de una guerra, Guerra Terminal, el planeta ha quedado casi inhabitable y la gente desea inmigrar a colonias en otros planetas cercanos. La vida casi extinguida por un polvo radiactivo nos indica que se han usado armas atómicas y que, como era de esperar, ha causado un gran impacto en el ecosistema. En un lugar donde la vida es un privilegio, hallar un animal con vida es un milagro. La mayoría de las especies son mecánicas y eléctricas, apenas copias para fomentar la nostalgia. El comercio no se ha extinguido sino que se ha focalizado en estas réplicas de la vida y en ofrecer a los habitantes medios para escapar de la realidad de un planeta casi muerto.
             Los habitantes subsisten a costa de fomentarse una vida de mentiras: animales eléctricos, eventos de fusión con una deidad (Mercer y el mercerismo), estados psíquicos alterados por aparatos y drogas. Ante el sufrimiento, pensaba, la evasión.
Los lugares que meciona son los actuales: San Francisco, Wyoming, Oregon, Colorado y Nueva York.


Un silencio que emanaba del suelo y de las paredes y parecía generado por una vasta usina lo golpeó con tremenda energía. Brotaba de la moqueta gris en jirones, de los utensilios total o parcialmente destrozados de la cocina, de las máquinas muertas que no habían funcionado en ningún momento desde que Isidore había llegado. Rezumaba de la inútil lámpara de pie del cuarto de estar, combinándose con el que descendía, vacío y sin palabras, del cielo raso manchado por las moscas. En realidad, surgía de todos los objetos que tenía a la vista, como si él —el silencio— se propusiera reemplazar todos los objetos tangibles.



Poco a poco, conoceremos a otros habitantes y los conflictos en cuanto a la vida orgánica versus la vida artificial, lo difícil de establecer las fronteras entre ambos: ¿es la conciencia?, ¿la empatía?, ¿el miedo a la muerte?
            No continuaré con la trama, aunque me queda mucho por debatir, porque arruinaría la lectura.


¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas? Phillip K. Dick
De Pixabay y editada por mí

Me gustó la forma de escribir del autor que se vale de giros y cambios que nos hacen dudar y me mantuvieron muy enganchada. Hacia el final, como me gusta, investigué sobre el autor. Escribió unas 36 novelas y 120 relatos. Fue galardonado con varios premios. A pesar de escribir de manera constante, fue conocido en el género de la ciencia ficción, no así, durante su vida, en el mundo literario, por lo cual ganaba muy poco y padeció de dificultades económicas durante toda su vida.
            Recomiendo luego de esta lectura ver la película Blade Runner. Tuve suerte de haberla visto hace mucho y de olvidarme ciertas escenas, así pude leer sin anticipar el final o situaciones importantes.
            Acostumbrada a leer novelas con tramas que saltan de un tiempo a otro, esta novela, en cambio, sigue los sucesos en un día de la vida del protagonista, sin saltar en el tiempo.




Es una historia que, más allá que a uno le guste o no leer sobre ciencia ficción, los dilemas que plantea son actuales bajo una mirada filosófica sobre la vida y la posibilidad de trascender, las relaciones dios creador y criatura, ser humano creador y sus producciones.
            Amena, sin caer en descripciones, permite contemplar un mundo posible, un planeta al que casi destruimos, presenciar la constante desesperación del ser humano por reinventar lo perdido con además de dios creador, pero con la única materia posible: chips, cables y circuitos, es decir, la tecnología.


             

6 comentarios:

  1. Hola!!
    La verdad es que este tipo de libros no suelen llamar mi atención, así que lo voy a dejar pasar.

    saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es muy para los fans de este género y hasta me gustó para trabajar en la escuela el tema de los debates sobre el límite entre lo tecnológico y la vida. Un saludo!!!

      Eliminar
  2. Hola, yo vi la peli, es tan típica que es un poco difícil no haberla visto. El libro me llama bastante la atención, pero como dices que se disfruta más sin anticipar el final, voy a esperar para leermelo a ver si me lo olvido ajajajja.

    Por cierto, te he nominado a un book-tag:http://buscadorhistorias.blogspot.com.es/2016/12/book-tag-7-best-blog.html. A ver si te animas a hacerlo.

    Un beso y feliz año.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Son de esos clásicos que si no los vistes quedás como fuera de época. Gracias por la nominación!!! Besos y feliz año para vos también.

      Eliminar
  3. Hola :)
    Gracias por seguirme, ya te sigo como Carolina GO.
    Nos estamos leyendo.
    Saludos

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...