jueves, julio 30, 2015

Poemas dispersos - Jack Kerouac (Fragmentos)

ES TU AMIGO, DÉJALO SOÑAR



Es tu amigo, déjalo soñar;
No es tu hermano, no es tu padre,
No es San Miguel, es un chico.

Está casado, trabaja, va a dormir
Al otro extremo del mundo,
Va a pensar en la Gran Noche Europea.

Le explico a él, a ti, mi camino no es el vuestro,
Niño, Perro —escucha: vete a buscar tu alma,
Vete a oler el viento, vete lejos.


La vida es una pena. Acerca el libro, vamos,
No escribas más en las paredes, en la luna,
La del Perro, en el mar, en el fondo nevado.

Vete a buscar a Dios en la noche, también en las nubes.
Cuándo se detendrá este gran círculo en el cráneo
¡oh Neal!; hay hombres, cosas, afuera que hacer.

Enormes tumbas tremendas de Actividad
En el desierto de África del corazón,
Los ángeles negros, las mujeres en la cama

con sus hermosos brazos abiertos para ti
en su juventud, suplicando algo de
Ternura en el mismo sudario.

Las grandes nubes de nuevos continentes,
Pies cansados en climas tan misteriosos,
No bajes hasta la otra parte para nada.


Jack Kerouac, 1952




By Keren Verna




Fuente de la imagen: freepik editada por mí

martes, julio 28, 2015

El naranja es un nuevo negro (Otras artes)



Comencé a ver la serie Orange is the new black ya que tenía un tiempo libre por las noches y no quería engancharme con películas. Si bien la  temática no es de mis preferidas, el encierro en una cárcel de mujeres, me dejé llevar por ciertos comentarios que leí. Pensé en la serie argentina, Mujeres asesinas, y me dije que no quería más de lo mismo. Miré los primeros tres capítulos para darle una oportunidad y, al primer indicio de la exaltación al asesinato, la dejaría de mirar.



La serie está basada en el libro autobiográfico de Piper Kerman, Orange Is The New Black: crónica de mi año en una prisión federal de mujeres.  Fue lanzada por Netflix lanzó la serie en julio de 2013 y ya va por la tercera temporada.

En sus primeros capítulos, la trama se presenta como una serie más de temática carcelaria y de mujeres. Poco a poco, los personajes van perfilándose y en la protagonista aflora una personalidad reprimida, cada vez más compleja. La serie comienza con la vida idílica de Piper quien está a punto de casarse y está viviendo uno de los mejores momentos de su vida hasta que reaparece del pasado, Alex, una mujer con quien participó en el tráfico de drogas y con quien vivió una historia de amor.



A pesar de estar en la tercera temporada, aún se van narrando las historias de los personajes centrales de manera que uno se engancha con saber qué llevó a alguien a estar ahí. De trasfondo aparece siempre el abandono, los entornos violentos y represivos, la desarticulación de la familia, el maltrato infantil, las infancias infelices, el rol de la mujer.
Un punto a favor son las actuaciones. Cada personaje es creíble y se muestra con realismo, es decir, si se levanta de dormir, se levanta de dormir sin maquillaje y sin los rulos perfectos. Además, a pesar de la cantidad de personajes secundarios, son fácilmente recordables cada uno en sus historias de vida.

Otro punto que me llamó la atención es la separación, hasta racial, de los latinos, la comunidad afro, la asiática y la “blanca”. En forma constante están presentes los subgrupos que se distancian, marcan sus fronteras en el idioma, en los hitos del pasado, armando una identidad desde el contraste. En la serie de puede observar cómo en Estados Unidos cada minoría étnica forma islas y construye su identidad en oposición con los otros. Alguien que había viajado hacía unos años me contó lo mismo: que ella había sido integrada, casi obligatoriamente, a un grupo de latinos ya que para los demás ella no era argentina sino latina, y que más allá estaban los afros, más allá aún los asiáticos y los “blancos” que eran los descendientes de ingleses y europeos quienes llevaban varias generaciones en el lugar. Todo esto es lo que podemos observar en la serie.



Como aspecto negativo, las escenas sexuales cansan y ya son un cliché si solo es para aventar y generar un contenido vendible. No hay un solo capítulo sin una escena donde veamos un desnudo. De esta manera, caen en lo mismo de ofrecer el cuerpo de la mujer para el espectáculo. ¿No hay otras maneras de narrar? ¿Es tan necesario?
Sumo a los aspectos negativos el hecho de contar con personajes masculinos, los guardias varones, que en una cárcel de mujeres se me presentó poco creíble. No sé si en la realidad es así pero en una escena donde un guardia controla a una mujer mientras ella se ducha, sentí que perdía realismo, que se me hacía añicos la magia. Aunque es cierto que al incorporar varones permite al autor generar otros conflictos. En las relaciones de los guardias varones y las internas mujeres es donde se pueden leer las relaciones de poder y de desigualdad entre los géneros, las relaciones de abuso, la “venta” del cuerpo para lograr ciertos privilegios, el trato infantilizado hacia las mujeres, etc.

Los temas que trata son variados como la soledad y la desesperación por ser amado, los sueños y las expectativas de vida que no se cumplen y se llevan como un espacio de dolor permanente, la amistad, la lealtad, el cambio y la adaptación de las personas a todo tipo de entornos impulsados por el afán de vivir.


Mis personajes favoritos son:


-Alex Vauss: personaje magnético, misterioso, seguro de sí. Es la ex novia de Piper con quien traficaba drogas.
















-Dogget: lidera un grupo religioso muy cohesionado a partir del miedo y la agresividad. Es uno de los personajes que más ha ido mutando en la serie y que más me gusta ya que te va generando distintas emociones desde odiarla hasta amarla.






La serie me enganchó y la sigo con expectativa. Aún restan historias de algunos personajes que me gustaría conocer. Me gusta cómo genera una curiosidad al ir mostrando de a poco las historias de vida de cada protagonista, además la transformación de algunos personajes de manera sutil pero profunda.





By Keren Verna


Fuentes: noisey buzzfeed jacobinmag -
 

Liebster Award

Gracias a No soy morocha>.<Soy castaña natural del blog Mi blog es mejor que tu blog - Sagas juveniles, por nominarme a estos premios que tienen como objetivo dar a conocer a quien escribe detrás del blog y contactarse con otros blogs.


Las reglas del Liebster son:
-Agradecer al blog y seguirlo
-Responder las 11 preguntas de quien te nominó (las mías están más abajo)
-Nominar a 11 blogs que tengan menos de 11 seguidores (más abajo iré agregando a medida que lea blogs)
-Avisar a los que fueron nominados
-Hacer 11 preguntas para los nominados 




MIS RESPUESTAS

1.¿Cuál es tu banda favorita?
No tengo una banda favorita tengo muchos favoritos, pero muchos, que voy rotando. Ahora estoy escuchando todos los días a:

-Audra Mae. "Feeling good" - "Addicted to you"


-Chaotica. "I despise"

-Adam Lambert. "Runnin"

-OneRepublic. "Love Runs out". 


-Les Friction. "Louder Than Words" - "Who will save you" - "Firewall"



-¿Cuál es tu género favorito?
Poesía

-¿Si pudieras viajar en el tiempo qué misterio te gustaría resolver?
La Atlántida


-¿Cuál es el mejor apodo que hayas leído? 

"Cuatro" para Tobias Eaton en la saga de Divergente haciendo alusión a sus miedos. 


-¿Te gustan los clásicos? ¿Cuál es tu autor favorito?
Sí y  leo más clásicos que literatura editada hoy día. 

Me gustan: Samuel Beckett - Thomas Mann - Shakespeare - entre tantos y tantos

-¿Tienes una cantante favorita?

No porque las voy rotando. Hace unos meses descubrí y la escuché mil veces a: Melody Gardot. La canción "If I tell you I love you" la habré escuchado un millón de veces en una semana. Ahhh, cuando me gusta una canción, la gasto. 

-¿Cuál es tu frase favorita de un libro o de una canción? 
Siempre son de libros. Digamos que las únicas frases de canciones que me impactan son las del tango. 

Una de mis frases favoritas, en realidad son versos de un poeta argentino, Horacio Castillo. Algún día me los tatuaré en la espalda o en un brazo. 

Escrito sobre el agua: para el rastro del pez, para la huella del remo, para la sombra del ala. Escrito sobre el agua: para los ojos lavados con fuego.


-¿Cuál es el libro que leíste por una razón muy extraña?

El libro de Nostradamus, quería saber cómo sería el futuro que predijo. 


-¿Qué adaptación morís por ver?
No es una adaptación de una novela, es de un videogame. Muero por ver a Dante Sparda y a Virgil de Devil May Cry. Hasta pensé en varios actores que estarían geniales en sus papeles.



-¿Qué libros que todos leyeron vos no leíste?
No leí nada de John Green y veo que es un autor que es muy leído y comentado.


-¿A qué autor seguís de forma poco sana?
A ninguno. 



MI LISTA DE NOMINADOS



MIS PREGUNTAS

-¿Con qué libro lloraste?
-¿Con qué personaje te enamoraste?
-¿Qué versos memorizarías?
-¿Qué libro releíste más?
-¿Cuál es tu autor favorito?
-Si escribieras una novela, ¿de qué trataría?
-Un libro para regalar
-¿Cómo es tu rincón de lectura? 
-Tres libros que llevarías a unas vacaciones a Malibú.
-Nombra un libro que leerías en una casa abandonada, una noche de lluvia
-Si pudieras vivir en un mundo de ficción, ¿en cuál sería?


Buenas lecturas!

Por Keren Verna








domingo, julio 26, 2015

Kafu - Burkhard Wehner (Mi lectura)



Título: Kafu
Autor: Burkhard Wehner
Editorial: Cántaro Editores
Año: 2005
Páginas: 288
Género: narrativa - novela
Isbn: 9507531696

Kafu no es ni una oveja ni una cabra. Es ambas cosas. Y, además, es el primer animal más inteligente que el hombre. Al menos para Abreo, un joven criador de ovejas que vive solitario en una isla. Abreo descubrió a Kafu en el seno de su rebaño y no puede explicarse su origen. ¿Se trata de una locura de la naturaleza o hubo alguien involucrado en ello? Sin embargo, la paz de la isla se ve interrumpida cuando uno de los congéneres de Kafu muere en forma inesperada y su cerebro desaparece misteriosamente...Una novela inusual y conmovedora sobre la amistad, que mueve a la reflexión y plantea cuestiones fundamentales acerca del futuro de la investigación genética.


NOVELA PARA TRATAR

-Ética en las manipulaciones genéticas
-Relación del ser humano con las otras especies
-Rol del Estado y la ciencia
-Condición humana





Me compré el libro por la sinopsis. El tema de la experimentación genética me interesó y quise saber cómo, en la novela, el autor desarrollaba las implicancias éticas de la experimentación con seres vivos.
         La novela es muy ágil de leer, sin barroquismos ni complejidades filosóficas. La leí en dos días. Al llegar al a mitad, no pude parar hasta el final.
         Busqué información sobre el autor pero no hay muchos datos más que ejerce actualmente como periodista, nació en 1946 en Hamburgo (Alemania) y estudió filosofía y literatura en Estados Unidos. Es especialista en temas de economía y política. Ha publicado libros de narrativa y ensayos.




La trama se centra en dos personajes principales, Abreo, el pastor, y Kafu, la “cabreja”, un ser mitad oveja, mitad cabra y con una inteligencia humana. Abreo nació en la isla y vive allí con su familia cuidando rebaños de ovejas y cabras. Pero la aparición de estos animales desata un conflicto. El dilema que se plantea es el destino de estos animales en la historia de la humanidad. ¿Podrá el ser humano soportar a otra especie con una inteligencia par o incluso superior? ¿Los verá como una amenaza o como una posibilidad de convivencia productiva? A la par de estos planteos, la obra abre la posibilidad de una crítica a la humanidad, o la inhumanidad, a través de los ojos de otra especie gracias a la comunicación entre Abreo y Kafu, cada uno tratando de entender el mundo del otro.
         A medida que leía, me planteaba cuestiones como la responsabilidad del ser humano ante las especies que domestica. Es común observar perros y gatos maltratados, en estado de abandono; especies que no han decidido unir sus vidas en una dependencia y sometimiento a manipulaciones, y que luego, encima, son abandonadas a su suerte, con una total falta de responsabilidad, de respeto, de madurez emocional y moral por parte de los humanos. Es común escuchar a un criador decir que eligió animales para cruzar así como seleccionó a otros que sacrificó en pos de una productividad mayor, de una “mejora” en la raza. En mi caso, cada vez que observo un perro en la calle, famélico y sarnoso, no puedo evitar compararlo con un lobo, ni dejar de pensar qué sería del animal de no haber sido transformado en un ser dócil mediante la domesticación.




         


Otro tema presenta en la obra es la manipulación genética de especies en pos de la utilidad, el avance de lo urbano sobre territorios aledaños, el rol del personal de justicia y de los médicos, así como de otros técnicos y funcionarios, como brazos importantes del Estado. Toda la obra está recorrida por un sentido de crueldad y de violencia naturalizada en el alma de los humanos. En este sentido son interesantes los diversos posicionamientos sobre el tema que se observan en los dichos y acciones de los diferentes personajes secundarios: el veterinario, el tío de Abreo, el profesor, el abogado, entre otros.


Me gustó mucho la lectura. Me resultó diferente por la forma de narrar similar a un cuento para niños pero con temática adulta. Incluso, la misma tapa me llamó la atención porque es la que uno esperaría en narrativa infantil. Buscando otras ediciones, la tapa de la edición alemana del año 2002 es más cercana a como me imaginé a Kafu.


         Como reflexión final me resta la paradoja de cómo el ser humano capaz de manifestar un amor tan enorme hacia otros, además de sostener ideales de paz, puede ser capaz de llevar a cabo la guerra; cómo un ser que es capaz de crear también puede ser responsable de tanta destrucción.


By Keren Verna



 Imágene de: X - X 

En Rayuela libros - martes 28 julio (por mi ciudad)


Evento en Rayuela Libros. ¿Alguien por mi ciudad?



Cadena de libros



Leí en Estantería Compartida su propuesta llamada Cadena de Libros. Consiste en proponer libros cada quince días que hablen de alguna temática en particular. Me pareció una manera interesante de sumar futuras lecturas. Lo que más me gustó fue que las propuestas no tienen que ser libros que ya han sido muy reseñados o conocidos como "Divergente", por ejemplo.

Esta semana el tema es libre. Algunos temas ya propuestos: lugares especiales, veranos, libros para no pensar, estudiantes. 

¡Buen domingo! 

Por Keren Verna





sábado, julio 25, 2015

150 años de las aventuras de Alicia en el país de las maravillas



El despertar de un libro nos propone una idea que me gustó muchísimo. Este año, Alicia en el país de las maravillas de Lewis Carroll cumplió 150 años. Desde el blog mencionado nos proponen inscribirnos para el reto y reseñar el libro o algunas de sus adaptaciones. Para inscribirse hay tiempo hasta el 31 de julio. 


Desde hace años que vengo postergando la relectura de la obra. Cuando era niña, mi mamá nos leía este libro, a mí y a mi hermano, antes de dormirnos. Estoy segura que disfrutaré entrando en la aventura de Alicia. 


¿Se suman?





Por Keren Verna



Fuente de la imagen: aliciaycharlie

viernes, julio 24, 2015

Fábrica de personajes (escribir)



Cuando tengo pensada la trama como bosquejo y la sinopsis está a medio hacer, creo que es el momento de crear a mis personajes que vivirán en mi mundo. Cuando pienso una posible historia,  los tengo ya en mente pero hay que darles vida, deben ser lo más reales posibles, así será como si los hubiéramos conocido, podremos hablar de ellos con soltura y no caeremos en el fallo de que el personaje mute o diga algo que no encaje con su perfil. Eso sucede cuando el personaje no está definido y se va armando a medida que se escribe. No está mal pero luego hay que corregir mucho el borrador y rehacer lo escrito donde el personaje pierde definición, de lo contrario, el lector puede sentirse confuso y suele volver a releer las primeras páginas y creer que esa mutación es importante para la historia. Al terminar de leer, el lector puede no entender el chiste, restarle una sensación de que quedaron cosas sueltas, sin contar. ¿Qué le pasó a esta chica que ahora dice eso? ¿No era que él era seguro? ¿Y al final por qué ella dijo eso si después hace otra cosa?  Los cambios en el personaje tienen que ser acordes a la historia.

         Un punto importante: nuestros personajes tienen que ser casi reales. Hay que evitar los estereotipos. ¿Qué son los estereotipos? Son imágenes armadas socialmente a las que apelamos de manera continua. Incluso, algunos de ellos se anclan en prejuicios. Si vamos a escribir una historia sobre alguien que roba, lo primero que nos viene a la mente es un latino, de piel oscura, que habla “mal”, se viste con gorra y se tapa la cara. En este estereotipo aparecen prejuicios sobre la pobreza, el lugar de nacimiento de alguien como estigma, el tipo de ropa, el color de piel, el status social. Si roba, nos dice el prejuicio, es que es pobre y maligno. Es muy fácil encontrar estos estereotipos en las series de televisión y en películas donde hay héroes rubios, de ojos claros, europeos contra villanos de piel oscura, latinos, traficantes. Si quieren más de personajes cliché, miren telenovelas.
Los estereotipos matan la creatividad, se oponen opuestos a lo creativo porque se apela a lo prefabricado.

A continuación le dejo una galería de personajes cliché y de cartón.



1.Erik. Súper guapo (no cabe duda luego de mirar la foto), valiente, temerario, cariñoso, emprendedor, musculoso, ojos verdes,  a quien todo le sale bien. Practica karate, boxeo, surf. Tiene una lista copiosa de ex novias, todas hermosas como él, todas exitosas. Con todas guarda hermosos recuerdos y se encuentra cada tanto. Es caballero y sensible. De más está decir, que es mejor amante que Casanova. Su cuerpo es macizo, sus músculos son marcados, sus ojos son rasgados.


2.Penélope. Siempre hermosa, delgada, de piernas largas y pechos turgentes, a quien los hombres miran y se flechan de manera automática. Todo lo emprende con éxito. Un modelo famoso está enamorado de ella, un cantante de rock le dedica sus canciones de amor. Ella hace dieta  y siempre viste a la moda. Entra en crisis si se le arruga la pollera pero no es una chica superficial. Lee filosofía y cultiva especies aromáticas en las macetas del balcón de su departamento. Es independiente y feminista. 



3.Rosita. Abuelita ternurita que prepara flancitos y budines. Lee a sus nietos y le cuenta cuentos. Habla en voz baja, casi en un susurro. Teje en invierno y usa mecedora. Siempre está aconsejando a sus nietos y enseñando lecciones valiosas.










4.John. Adolescente rebelde y huraño. Termina cada frase con un “andá a la mierda”. No le gusta estudiar, se viste de negro, pintó la habitación de negro, dice ser adorador del demonio. Cuando escucha música, lo hace a todo volumen. Los sábados, sale con amigos a clubes y vuelve borracho. Su habitación es un caos. Fuma como un escuerzo, bebe como una esponja y está todo el día deambulando por la casa emulando  los zombies que mata en la playstation. Usa aritos hasta en sus zonas erógenas.

¿Tenés otros para agregar?

En definitiva, que tus personajes no sean siempre bellos, ricos, exitosos y monótonos. ¿Cómo hago? Existen varias técnicas para desarrollar personajes. Cada uno tiene que elegir la que le resulte más eficaz y cómoda. Para la novela que estoy corrigiendo, usé collage y ficha de personaje, de las cuales hablaré en otro post para no extenderme tanto.

        
CONCLUSIÓN

Si nos tomamos el tiempo en crear al personaje con antelación, será más fácil insertarlo en un suceso; sentiremos que se maneja con soltura y que solo estamos redactando lo visto.
         Los personajes son los habitantes de nuestros mundos de fantasía. Si son aburridos, el mundo se torna opaco. Personajes interesantes y complejos permitirán crear una historia mucho más rica e inolvidable.


By Keren Verna



Imágenes: X - X - X - X

jueves, julio 23, 2015

Adjetivos y verbos comodines (Escribir)

LA ÁRIDA TAREA DE CORREGIR

La descripción, ya sea de un personaje o de un lugar, no es fácil. Yo he pecado de trillados (“día claro”, “noche oscura”) así como del barroquismo y de los verbos comodines. Para afinar un poco las descripciones escribí uno de esos párrafos plagados de trillados, de adjetivos obvios, de adjetivos redundantes, etcétera. Es una escritura que fluye y sale a la  primera cuando escribimos. Lo primero que nos aparece en mente es la comodidad de una frase ya armada: “En la noche oscura titilan las estrellas”. Primero, la noche es oscura. Con decir noche ya es suficiente. Las estrellas titilan porque brillan de manera oscilatoria; además es una frase ya dicha tanto que cuando digo estrella la mayoría dirán que titilan. Esta oración no aporta mucho. Si bien cuando uno escribe hojas y hojas se le escapan estas cosas, después, cuando se corrige, hay que prestar atención y quitar lo sobrante y transformar lo que queda.

         Este es el párrafo de escritura casi automática que describe el inicio de una tormenta donde exagero el uso de trillados y adjetivos.

Desde lejos, los truenos anunciaban la lluvia torrencial en medio de la noche oscura a pesar que aún las estrellas titilan. Los pájaros volátiles, oscuros, nocturnos, lo sabían de antemano y buscan refugio en entre el denso follaje del árbol añejo del fondo de mi jardín perfumado.
         Las celestes gotas comenzaron a caer desde lo alto dejando sobre la tierra los charcos primeros charcos que marcaban sus aureolas de plata y, cada  tanto, reflejaban las iluminaciones de los refucilos.
 

         Marqué los sustantivos más importantes.
 Desde lejos, los truenos anunciaban la lluvia torrencial en medio de la noche oscura a pesar de las estrellas titilantes. Los pájaros volátiles, oscuros, nocturnos, lo sabían de antemano y buscaban refugio en entre el denso follaje del árbol añejo del fondo de mi jardín perfumado.
         Las celestes gotas comenzaron a caer desde lo alto dejando sobre la tierra primeros charcos que marcaban sus aureolas plateadas y, cada  tanto, reflejaban las iluminaciones de los refucilos.

         Luego, analicé los modificadores de estos sustantivos.

-Lluvia torrencial: cliché. En nuestro idioma existen palabras para la lluvia que es abundante como “aguacero” o “chubasco”.                              
-Noche oscura: cliché por obviedad o redundancia como día claro, beso pasional. Yo optaría por dejar solo noche ya que si digo noche una de las palabras que se disparan en la mente es oscura y fría. Si quiero decir otra cosa, por ejemplo, recuerdo una noche que caminaba por un descampado en medio de un apagón general y, a pesar que no había luz eléctrica, podía observar los detalles con mucha claridad gracias a la luna llena. En este último caso  podría incorporar un adjetivo para romper con la idea de noche oscura.
-Estrellas titilantes: cliché. Obvio que titilan, son estrellas.
-Pájaros volátiles: volátil porque vuelan o volátil porque se evaporan o desaparecen muy rápido. Habrá que ver en el contexto el significado.
-Pájaros oscuros: oscuro y nocturnos es la misma idea. Seguramente, cuando uno enumera varios adjetivos, la mente está buscando el adjetivo justo y hace un listado y hasta se usan sinónimos. En mi caso yo quito aúno a todos en uno solo, si fuera necesario.
-Pájaros nocturnos: misma idea que la anterior.
-Denso Follaje: acá se produce un tono alto con esto de colocar primero el adjetivo y luego el sustantivo. Lo habitual es al revés pero “follaje denso” es un cliché.
-Árbol añejo: “añejo” no es preciso ya que quería decir “viejo”, “antiguo”.
-Jardín perfumado: cliché.
-Celestes gotas: Igual a denso follaje. Y el agua azul o celeste es un cliché.
-Aureolas plateadas: Igual que las celestes.

 Desde lejos, los truenos anunciaban el aguacero en medio de la noche a pesar de las estrellas oscilantes. Los pájaros volátiles lo sabían de antemano y buscaban refugio en entre el follaje del árbol del fondo de mi jardín.
         Las gotas comenzaron a caer desde lo alto dejando sobre la tierra los primeros charcos que marcaban sus aureolas y, cada  tanto, reflejaban las iluminaciones de los refucilos.
 
         Sigamos analizando para tachar y reescribir:

-Los truenos desde lejos: obvio. Otra cosa sería si los escucho desde lo bajo y este sonido terrestre de un trueno me sorprendiera.
-Los truenos que anuncian que lloverá: obvio.
-Las gotas que caen y encima desde lo alto. Como decía mi abuela: “llueve de arriba pa’ abajo, no va a ser de abajo pa’ arriba”, burlándose cuando uno decía: “salgo afuera”, entre otras coloquialidades.
-Los charcos con aureolas refuerza la idea de las  gotas que caen ya que cuando el charco tiene aureola uno sabe que está lloviendo.
-Las iluminaciones de los refucilos: sí, los refucilos iluminan porque son refucilos.

         Quitando lo obvio:

A pesar de las estrellas oscilantes, la noche tronó y los pájaros, volátiles, buscaron refugio en el  árbol de mi jardín.   A los pocos minutos, el aguacero pobló la tierra con charcos luminosos.

         
Releo y sigo podando:
-Buscar refugio: en este caso, no buscan sino que se refugian. Al haber indicado que las aves se volvieron volátiles queremos decir que volaron y se perdieron de vista por la oscuridad y porque se refugiaron entre el follaje del árbol.
-Estrellas y noche: es la misma idea.

A pesar de las estrellas oscilantes, tronó y los pájaros, volátiles, se refugiaron en el  árbol de mi jardín. A los pocos minutos, el aguacero pobló la tierra con charcos luminosos.
 

         Yo creía, cuando comencé a escribir, que tachar era como tacharme y era cercenar la creatividad. Luego, aprendí que hay que escribir sin corregirse para luego corregir sin piedad. Incluso, para que doliera menos, cortaba y pegaba lo tachado en otro lugar para salvarlo. Eso sí, quizás haya alguna conjunción de palabras que se pueda salvar porque es original pero en el texto no funciona. Tengo un archivo donde pego las frases sueltas para reutilizar algún día.
         Cuando leo, además de anotar las frases que me gusta, que me conmueven, siempre subrayo aquellas combinaciones de palabras originales. Por ejemplo, “verde inmodesto” (Arundhati Roy).


¿No queda mucho mejor luego de las correcciones? ¿Tienen alguna modificación más que harían? ¿Cómo habrían corregido el texto original?



En resumen:


En definitiva, buscar la palabra justa. ¡Casi nada!


Por Keren Verna



Lewis Hine (Inspiracional)



Quiero mostrar lo que debe ser corregido, corregir lo incorrecto. Quiero mostrar lo que debe ser visto.  Lewis Hine


Buscando información sobre minería para mi nuevo proyecto, me topé con fotos de Lewis Hine. Me fascinaron los rostros, esas historias terribles que encierra cada fotografía sobre una época donde en las fábricas, los niños trabajaban a la par de los adultos.  Hace muchos años, leí En familia de Héctor Malot, una historia que narra la vida de una niña huérfana quien trabaja en una fábrica. Pertenecía a esa colección de tapas duras y amarillas, Robin Hood, que editaban novelas juveniles. Cuando la leí, recuerdo que lloré muchísimo. Fue una historia dura de leer y lo que más me quedó, luego de más de veinte años, fueron las condiciones de vida en las barracas y el trabajo que llevaba a cabo la niña. Al ver las fotos de Lewis Hine, inmediatamente, me acordé de esta novela.

Spinner in New England mill - 1913


         Lewis Hine es un fotógrafo estadounidense que nació en 1874 en Wisconsin. Estudió sociología y  fotografió la vida de los inmigrantes y de las clases pobres como parte de sus investigaciones y para documentar la situación de vida de aquellos que llegaban a New York buscando una mejor vida.  Concebía a sus fotos como instrumentos para el cambio.  Gracias a ellas, tornó visibles a los invisibles. Mientras el arte se volcaba a cierto canon de belleza, él mostraba lo que no se quería ver: niños en la basura, rostros sucios de carbón.



 Inmigrantes italianos en la isla de Ellis, New York, 1905




Catawba Cotton Mill - 1908


         Quizás alguna de estas fotos inspire a contar alguna historia.





By Keren Verna


Fuentes: Wiki20minutosleblocnotesartblatarchivesgov-


martes, julio 21, 2015

Diez años (escribir)




Este año cumplí diez años con la escritura. Antes escribía en vacaciones, cada tanto anotaba algo en un diario que había comenzado hacía más de veinte años. Todos esos diarios los he quemado hace unos meses, mi rito de dejar ir al pasado. Ya no soy la misma ni miro hacia atrás. Pensar que antes me encantaban los museos, la arqueología, los monumentos. Hoy miro hacia delante, a los días venideros, lo que llegará, me concentro en nuevos proyectos. En el proceso, dejé de ir a los muertos, me aferré a lo vivo.  



         Recuerdo ese día, diez años atrás, cuando me paré frente a un cartel: taller de poesía. Esa mañana había estado parada frente a otro cartel: seminario de post grado obligatorio para mi tesis doctoral. Los dos estaban el mismo día y a la misma hora. Me acordé de la película Crossroad. Ahí estaba parada ante dos flechas. Cuando elegís un camino, te lleva a otro, luego a otro, y cuando te das cuenta, estás en otro territorio totalmente distinto del que te hubiera llevado el camino que no elegiste. No se puede no elegir, esto es la libertad, la obligación de elegir. Elegí el taller de poesía. Jamás estuve más feliz en mi vida.  Las dos horas volaban y esperaba con ansiedad al martes siguiente. Sentí que de mi cuerpo se abrían antenas parabólicas para no perderme ni un detalle. Aprendí que la escritura es un oficio. También se sumaron las incertidumbres, las dudas, el temor por no estar a la altura de la literatura, a las críticas contemporáneas que te destrozan, yo que soy pacifista por naturaleza.
         Como balance, digo que aprender el oficio te lleva el mismo tiempo que aprender una carrera en la universidad o dominar una destreza. Los primeros años son áridos, terribles, porque todo se escapa y sobre todo para quienes, como yo, no tenemos formación en literatura sino en ciencia. Hoy siento que las palabras vuelan, discurren en la hoja, llegan como atraídas por una antena captando lenguajes alienígenas. Yo escribo lo que me susurra alguien al oído. Puedo escribir durante doce horas. Cuanto más escribo, más energía siento y se vaporiza todo lo nefasto. Me resta una sensación de alegría, unas ganas de vivir hasta los mil años. Lo negativo ha sido olvidarme de mi cuerpo a expensas de vivir en una mente.
         Con cada historia que se me ocurre aprendo no solo el oficio sino otros temas en los cuales me documento para escribir: combustibles alternativos, minería, vida de drag queens, identidad de género, hadas, cantantes franceses clásicos, el muro de Tijuana, proceso de fosilización, música de jazz, feng shuei, pornogore, fotografía, esclavitud, esclavas en la antigüedad, organizaciones sociales relativas a los reinados, sandalias de cuero, ritos funerarios, y tanto más.
         Como promesa que me hice hace unos tres años: tengo que publicar mi primer libro. Tengo mucho ya escrito, varios libros de poesía, algunos a corregir, una novela casi lista, una novela en corrección, varias novelas en boceto.



Ya es hora de pasar páginas y de comenzar proyectos nuevos. Como desafío será vencer el miedo al ridículo y la procrastinación, dos de mis peores monstruitos. Bueno, allá voy, a afilar mi lápiz matamonstruos.


HE APRENDIDO

-Escribir mucho. Escribir a diario como ejercicio libre y sin censuras
-Escribir sobre lo que te gusta y te resulte placentero.
-Corregir mucho. Tachar y reescribir.
-El oficio se aprende
-Leer para aprender
-Ejercitar la creatividad como si fuese un músculo
-Esperar y tener paciencia a que los escritos decanten
-Huir de las críticas negativas que no te aportan
-A no hacerse el escritor, a ser escritor



By Keren Verna




Nota: La imagen es de Acá

Reto 15.000 páginas

No sé cuántas páginas iré este año pero como llevo registro de lo que leo, soy así de obsesiva, me gustaría participar de este reto para impulsarme a leer más. 



La idea fue propuesta por Leyendo entre letras y consiste en leer 15.000 páginas durante el año 2015. En el link anterior pueden acceder a las bases completas. 
Pronto sumaré lo que he leído hasta el momento a ver qué tal la llevo. Si calculamos la cantidad de páginas que hay que leer por día para llegar a 15.000 serían unas 42 páginas diarias. Habrá que armarse un orden de lectura para perder el envión. 
¡Buen martes!




Keren Verna

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...