miércoles, noviembre 18, 2015

Obras completas de Sally Mara - Raymond Queneau (Mi Lectura)


Obras completas de Sally Mara
Raymond Queneau
2014
Blackie Books
416 páginas
9788494167621
Título original: Les oeuvres complètes de Sally Mara

 En GoodReads
 Boris Vian se inventó el escritor Vernon Sullivan, al que hizo autor de Escupiré sobre vuestras tumbas, parodia del género negro que, entre otros éxitos, consiguió enfurecer, y de qué manera, a la censura.Para no ser menos que Vian, su amigo Raymond Queneau –«ejemplo excepcional de escritor culto y sabio,» según Italo Calvino– se sacó de la manga el heterónimo Sally Mara: ingenua jovencita irlandesa capaz de escribir un divertidísimo remake de los folletines en boga en la época, o de relatar, en su Diario íntimo, sus vivencias de persona con los pies en el suelo, la cabeza en las nubes y el resto del cuerpo... digamos que el resto del cuerpo en permanente exploración sicalíptica. Hasta el punto de que, de su admirado «escritor culto y sabio» tuvo que decir Calvino: «Tengo la sensación de que hay obscenidades por todas partes (¿o soy yo, que estoy obsesionado?)».
Una auténtica joya literaria del humor y la imaginación. Que es urgente leer hoy, antes de que vuelva la censura. 




Se ha marchado.
El barco se va, esparciendo humo monótono en la pantalla del cielo. Silba. Se ahoga. Y se lleva a Monsieur Presle, mi profesor de lengua francesa.
He agitado el pañuelo, lo empapo de lágrimas, antes, esta noche, de apretarlo entre las piernas, contra el corazón. ¡Oh, God, quién conocerá alguna vez mi tormento! ¡Quién sabrá que ese Monsieur Presle se lleva consigo toda mi alma, que seguramente es inmortal! Nunca me hizo nada Michel. Monsieur Presle, quiero decir. Sé que los señores de su edad hacen cosas a las jóvenes alocadas de la mía. ¿Qué cosas y por qué? Lo ignoro. Yo soy virgen, es decir, jamás he sido explotada («tierra virgen: tierra que nunca ha sido explotada», dice mi diccionario). Monsieur Presle no me tocó nunca. Apenas su mano sobre la mía. A veces la deslizaba a lo largo de mi espalda para golpetearme levemente el pompis. Simples gestos de cortesía. Me enseñó francés. ¡Con obstinación! Y no me enseñó demasiado mal, puesto que, en su honor, en recuerdo de su partida, quiero decir, a partir de hoy, de ahora, voy a escribir mi diario en su lengua materna. Serán mis escritos franceses. Y los otros, mis ingleses, los arrojaré al fuego.


MI LECTURA

Luego de la lectura de Ejercicios de estilo, que según el autor fueron escrito bajo el influjo de El arte de la fuga de Johann Sebastian Bach,  quise seguir leyendo más de Raymond Queneau y además tenía ganas de leer algo de humor. Así llegué a Obra completa de Sally Mara.


         La obra consta de tres partes y se inicia con una obertura escrita por Enrique Vila-Matas. La primera parte es el diario de Sally donde ella narra su deseo de ser escritora y de escribir su novela en gaélico para lo cual busca un profesor particular. Vamos descubriendo la vida de Sally, una joven alocada, que se hace la ingenua, capaz de abrazar una estatua en los momentos de soledad, desarmar de una paliza a un hombre y beber a la par de su hermano. Su familia no se queda atrás y acompaña a Sally en ciertas locuras.

—No todos los culpables se entregan —ha dicho mamá—. Si lo hicieran, ya no se podrían leer novelas policíacas.



La construcción de los personajes me encantó, así tan excéntricos, desatados, pícaros. Algunas escenas me hicieron reír mucho, sobre todo cuando satiriza el estilo de vida de ciertas familias, las costumbres de la época.

—Ahora tengo ganas de hacer mangos para cortaplumas. El botón no tiene porvenir. Debido a la cremallera.



         La segunda parte, la obra escrita por Sally,  Siempre somos demasiado buenos con las mujeres, no la disfruté tanto como la primera porque me cuesta reírme cuando el contexto es una guerra. Me resultó un poco triste y cruda. El título es un guiño que se entiende luego de leer el diario donde Sally le dice a su hermano: Las mujeres son siempre demasiado buenas con los hombres. En esta sección narra la rebelión de un grupo de irlandeses, enfrentados a los ingleses, quienes toman la oficina de correos. Esta parte está basada en un suceso real conocido como Alzamiento de Pascua en 1916. En esta oficina, los insurrectos se cruzarán con dos mujeres quienes interrumpirá sufrirán las consecuencias a la par que ellos, originando enredos de diversos tipos. Esta obra fue editada por separado y es anterior a los diarios de Sally.


La tercera parte consiste en una serie de greguerías que me encantaron. Comparto algunas.

Vivir II: La desgracia no va más allá que su sombra.

Dios: El no-ser que más ha logrado que hablen de él.

La muerte: Lo débil del fuerte.

Aritmética afectiva: El amor: 1 + 1 = 1. El orgullo: 1 x 1 = 10. La vanidad: 0,1 x 0 = 10. El complejo de inferioridad: 1 x 1 = 0. El complejo de Edipo: 1 + 2 = -2. La angustia: 1 x ∞ = 13. La voluntad: 0 x ∞ = 0,01. El crimen: 1 + 1 = 1 + 0. La justicia de los hombres: (1 + 1) (0 + 1/2) = 0 + 0. El misticismo: 1 x ∞ = 7. La gilipollez: 1/∞ = 0. La fe: 3 = 1. La caridad: 1000 - 1 = 999. La esperanza: x = 15 000 000. La avidez: 1 + 1000 = 1,08. La lujuria: 1 + 1 = 32. La cólera: 1 x 1 = 36. La avaricia: 1000 + 1000 = 0,25.

El humor: El humor es un intento de lijar la gilipollez de los grandes sentimientos.

Meditación: Mis reflexiones se reflejaron en las paredes de mi cráneo y se volvieron más reflexivas.

Las patitas VII: Tras siglos de investigación, acabaron advirtiendo que el triángulo rectángulo isósceles tenía patitas.

El nervio necróptico: Permite ver los fantasmas.

Geometría en el espacio: Un guisante: la pocosfera. Una miga de pan: la panisfera. Un erizo: la herisfera. Un cráneo: la servosfera. Una corteza: la perisfera.

Metafísica I: Por modestia, Dios no existe.



CONCLUSIÓN

Es una obra de humor, con mucha ironía y un tono picaresco. Podemos leer el rol de la mujer así como ciertas costumbres que el autor satiriza como la crianza, la guerra, las relaciones entre los géneros.
         El personaje de Sally Mara me encantó, con su visión inocente de las cosas, con su determinación y su manera particular de observar el mundo.
¡Finnegans Wake!




Fuente de las imágenes: Wikipedia - Joancasaramona

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...