viernes, octubre 31, 2014

Nuestro lugar favorito para escribir, leer y estudiar

Estuve tres días sin conectarme a raíz de un tornado, ráfaga, ventarrón,  que se llevó puesto una parte del techo y unos cables, entre ellos Internet. Me tomé esos días de alejamiento y me leí dos libros pero no me puse con el plan de mi novela para el NaNoWrimo. A menos de doce horas del arranque de la maratón de escritura, es hora de ir armando el rincón para escribir, que es el que siempre uso pero que acondicioné un poco. Confieso que estoy ansiosa y quiero comenzar ya mismo. No sé cómo me estoy frenando.

         Como soy muy desordenada, me armé con telgopor y unos afiches, una pizarra para ir pegando con chinches ideas y dibujos para tener a mano.


Mi lista de elementos necesarios:

1.Café: beberé unos 30 litros en un mes como mínimo. No miento.
2.Ventilador: en Buenos Aires el calor desarma y no puedo ni pensar si tengo calor. Aire acondicionado, quizás, cuando me llueva una herencia.
3.Computadora: usaré el Word y quizás el WriteMonkey. Líneas de tiempo en formato Excel.
4.Listas y fichas: fichas de personajes, lista de eventos, lista de capítulos, líneas de tiempo
5.Diccionarios
6.Libros de poesía para la inspiración y la búsqueda de palabra al azar cuando llega el bloqueo
7.Cronograma con los plazos de escritura
8.Cartel de “Cuidado con mi perro que no comió”. Chiste. En caso de ser necesario cerrar la puerta con llave y espantar a todos.
9.Sonidos de lluvia, de viento, de mar para escribir. Como sigue el temporal, parece tendré sonido de lluvia y truenos en directo. 
10.Cuadernos nuevos, libreta nueva, marcadores, clips, y un kit básico de librería para anotar, diagramar, diseñar, dibujar como soporte a la escritura y en caso de que se corte la luz.
11.Planificación de comidas sanas para el mes de sedentaristmo. Excusas, yo siempre soy sedentaria.
12.Planificador del mes: comida para los gatos, visita al médico, trámites burocráticos, día de las compras,  para así saber qué día no podré escribir y compensarlo al siguiente.
13.Mis tazas favoritas.
14.Sahumerios inspiradores para que el ambiente sea agradable.

         Si bien uno puede escribir donde sea, válido también para leer y estudiar, lo ideal es armarse un pequeño espacio alejado de distractores como televisión, sitio de entrada y salida, etcétera. Si bien algunos escriben y leen con la televisión de fondo, yo no puedo. A lo sumo sonidos neutros que no me rapten la atención. Encontré varios recursos para utilizar a la hora de leer, escribir o estudiar.

Coffitivity: ofrece sonidos de fondo de café, apenas unos murmullos y tazas pero muy buen ambiente.
Rainycafé: como su nombre lo dice, son sonidos de cafetería y de lluvia que se pueden usar juntos o separados.
Noisli, ofrece más tipos de sonidos, incluidos de la naturaleza. Me gustó mucho el diseño muy minimalista. Lo interesante es que los sonidos pueden ir combinándose de manera muy sutil.
Rainy: combina distintos sonidos de lluvia con truenos.
Naturesoundsfs: permite combinar sonidos de la naturaleza y mezclarlos en distintas intensidades. Mi favorito es el sonido del mar. También hay otros sonidos especiales para meditar como campanas tibetanas.
Calm: también está muy bueno para tomarse un desncanso, relajarse con sonidos para meditar o para despejar la mente. Posee una voz que te acompaña para relajarte pero está en inglés.


 Rincón de G.B.Shaw (fuente)

Es importante que el rincón de lectura o escritura sea cómodo, agradable a la vista, sin desorden o con desorden creativo, ese que se arma a medida que llenamos de notas, apuntes. Según ciertas creencias orientales, como el feng shui, los objetos, la orientación de los muebles, la luz y demás puede obstaculizar o fortalecer la creatividad y la concentración. No es recomendable eso de acumular suciedad y objetos inservibles ya que nos distraen, en mi caso, con la culpa de todavía eso ahí. Opté por colocar la mesa de la computadora cerca de la ventana para descansar la vista mirando mis macetas o el cielo. Estoy de espada a la sala así no me distraigo. También es válido colocar objetos que nos gustan, fotos que nos inspiren. Mi portal de fotografía favorito es Photonet donde hay galerías con fotos ordenadas por temas. En mi rincón anterior había impreso algunas de estas fotos y las tenía pegadas en un corcho, junto frente a la vista, detrás de la computadora.

       Se puede armar un rincón sin demasiado dinero, apelando a la creatividad y a seleccionar colores y objetos que reflejen nuestra personalidad. También se puede optar por una decoración minimalista usando colores blancos y con apenas unos pocos objetos decorativos que rompan la unidad del blanco. Todo es cuestión de gustos. Eso sí, hay que estar ahí cómodos sino nos estaremos levantando a cada rato por la sensación de no estar en un lugar adecuado.

         Si se quieren inspirarse viendo los espacios de trabajo de otros artistas, hay varias webs que ofrecen hasta tours. Algunas son:

Bohonus: tour a los espacios de trabajo de artistas y se puede observar en vistas de 360º. Me encantó.
From your desk: además de mostrar el rincón donde cada artista trabaja, incorpora entrevistas. Lo malo es que está en inglés.
Habitaciones deescritores: es un espacio de The Guardian a, como lo indica el nombre, mostrar los escritorios de trabajo de escritores.

        
Para cerrar, cuando se quiere escribir uno debería poder hacerlo donde sea. Me despido con una foto de W. Faulkner escribiendo al aire libre y muy cómodo. 

Fuente de la foto: Flavorwire

Por Keren Verna

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...